Después de pasar unos meses en su Crespo natal disfrutando el tiempo con su familia, Sofía Schell viajó a España donde se instaló para comenzar las prácticas con el plantel del Córdoba CF, equipo que milita en la segunda categoría del fútbol español.

En esa institución, Manu Agudo dejó su cargo después de un muy buen trabajo al frente del primer equipo femenino que permitió, en una categoría nada sencilla y pese a que el club debutaba en ella, que las blanquiverdes miraran casi todo el curso del campeonato en la zona alta de la tabla, logrando así una holgada salvación, que era el principal objetivo del club.

Como reemplazante asumió el argentino Ariel Montenegro (hermano del ‘Rolfi’), quien estará hasta el final de temporada con opción a renovación automática en caso de ascenso, que es el sueño que tiene el plantel, cuerpo técnico, dirigentes y simpatizantes. Montenegro es casi un hijo de esa casa. Llegó al Córdoba en el año 2000 y defendió la camiseta cinco temporadas, en tres etapas diferentes. Con una vasta trayectoria, también jugó en el Pontevedra, Numancia y Hércules en España, además de San Lorenzo, Belgrano y Gimnasia y Esgrima de Jujuy en la Argentina.

A Schell después de seis años en la UAI, muy productivos para su carrera por cierto, le llegó ahora otro desafío importante; se trata de su primera experiencia en Europa. Atrás quedó Buenos Aires, los títulos, las cuatro Libertadores jugadas y un sinfín de anécdotas e historias que el fútbol argentino le dejó.

La crespense habló con Paralelo 32 luego de ser presentada en la institución española. “Estoy feliz por esta nueva etapa. Las sensaciones son muy lindas y tengo muchas expectativas”, comenzó diciendo.

-¿Cómo te recibió el grupo?

El grupo me recibió muy bien. Ellas entrenan ya hace varias semanas, al principio entré un poco tímida pero después me fui soltando. Se mostraron contentas conmigo y yo con ellas, de a poco vamos adaptándonos como grupo porque somos muchas nuevas.

-¿Cómo es el club? ¿Con qué te encontraste?

El club es grande, con muchos fanáticos y eso me llamó la atención. Tanto el equipo masculino como el nuestro, tenemos el objetivo de ascender; es un proyecto muy bueno el que arrancó este año.

-¿Hay diferencias con Argentina?

Hay mucha diferencia, es otra idiosincrasia y forma de vida. Y en lo deportivo se nota también, acá viajamos en avión y nos hospedamos en los mejores hoteles; tenemos ocho personas a disposición en cada entrenamiento. Nos tratan realmente como profesionales, te llevan, te traen, vos lo único que tenes que hacer es descansar bien y rendir adentro de la cancha.

-¿Cómo pasaste estos últimos días de espera para entrenar?

Fue difícil, no la pasé bien. Me generó estrés y mucho nerviosismo el tema de hacer todos los papeles y esperar, pero acá se manejan con esa burocracia. Y ahora estoy muy ansiosa de demostrar lo que sé y de sumar para el equipo.

-¿Te adaptaste a la ciudad o estás en ese proceso?

Me adapté rápido y me gusta mucho la ciudad, es grande. Lo que más me costó fue adaptarme al calor, porque cuando llegué había 45º; pero afortunadamente a la noche refresca un poco y tenemos 35º aproximadamente. Zafa (entre risas). Me falta conocer mucho pero lo que he podido recorrer, me encanta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here