“De nosotros depende”, remarcó la ministra de Gobierno, Rosario Romero y si bien señaló que en Paraná no hay circulación viral, sostuvo: “Pero eso no quiere decir que tenemos que relajar los controles”.

“Obviamente que hacemos recomendaciones”, afirmó y como ejemplo mencionó que la Policía controla los accesos a las ciudades. “Pero el autocontrol es lo que más tenemos que recalcar”, remarcó.

En ese sentido contó que ella misma ha visto “grupos de diez chicos andando sin barbijo” y que, ante esa situación, instruyó a la Policía para que controle “no en una actitud de represión, sino de recomendación”. Además explicó que para la fuerza “es imposible estar detrás de cada infractor”.

“Lamentablemente, si los argentinos sentimos el miedo, actuamos de un modo, y si no sentimos cerca el peligro, aflojamos esos autocontroles”, lamentó la funcionaria en declaraciones al programa Cara y Ceca, de Radio UNER.

También se refirió a los locales comerciales. “En estos días he charlado con las autoridades municipales acerca de los comercios, y me informan que la gente ingresa con barbijo, y que muchos comerciantes llaman la atención a quienes no los llevan puestos y se los hacen colocar. Así que eso está muy controlado”, aseveró Romero y señaló que “lo mismo ocurre con los bares y restoranes, que están abiertos hasta las 23”.

Confirmó que “las reuniones sociales en una casa todavía no están permitidas” y recordó que “específicamente el Gobernador ha dicho eso” y que “lo único habilitado son las reuniones familiares”.

La Ministra argumentó que, a diferencia de los encuentros en bares y locales gastronómicos autorizados, las reuniones en domicilios son “absolutamente imposibles de controlar”. En ese orden, remarcó que “grupo de amigos y amigas puede encontrarse en una confitería, con las precauciones que establecen los protocolos”.

“El problema son los grupos”, apuntó y recordó lo ocurrido “con las dos funcionarias de Concordia, que les costó su puesto” luego de asistir a una fiesta de cumpleaños.

“Las actividades no permitidas tenemos que evitarlas, no por capricho de la autoridad, sino porque tenemos que ser conscientes como ciudadanos de que así nos cuidamos todos, no solamente nosotros sino también a nuestra familia y nuestro entorno”, subrayó la Ministra.

Por último aclaró: “Nosotros no vamos a violar ninguna libertad individual ingresando a ningún domicilio”. Pero aseguró que “si un vecino denuncia” a alguien que realice una reunión social en su casa, a esa persona “se le va a llamar la atención y se hará el informe correspondiente para elevar a las autoridades judiciales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here