Victoria.- En todas las celebraciones de Pascua: Jueves Santo, Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, se reciben donaciones de alimentos no perecederos para los más necesitados. Y como cada año, las capillas cumplirán un rol importante en descentralizar la cantidad de fieles, dado que en la Basílica de Aránzazu, de las ocho personas que podían sentarse por fila, hoy solamente se permiten tres. Así lo advirtió Héctor Trachite a Paralelo 32.

“Presencialmente, la gente mayor está participando muy poco, pero se vincula a través de las redes sociales, o de Radio María, o cualquiera de las demás celebraciones que se transmiten”.

En tal sentido, Trachite dijo que costó mucho arrancar con las trasmisiones vía zoom, “Pero no solamente a nosotros, sino a la sociedad entera: en clases, en trabajos, reuniones. En 2020 tuvimos reuniones con catequistas, Obispo, sacerdotes; tuvimos retiros por zoom, pero nos fuimos adaptando porque sabíamos que del otro lado había una persona con necesidad de contención espiritual”.

Esta perspectiva, de una unidad en cuerpo, mente y espíritu, es para Trachite un concepto que no debe soslayarse en una sociedad tan avanzada en lo que hace a recursos tecnológicos, “Podemos estar bien físicamente, o ir a una consulta con el psicólogo o psiquiatra que siempre ayuda, pero la sociedad de hoy no contribuye en acercarse a la parte espiritual”.

Y añadió: “Esto de no cortar las celebraciones de la misa, abrir cada vez más espacios donde difundir la palabra de Dios, no es un capricho, entendemos que la parte espiritual es fundamental para lograr esa unidad de la persona como tal, es como respirar, y hacía años que estábamos respirando mal, alentados por cuestiones de diversa índole. Estamos empezando a valorar y respetar más al otro”.

Desde la Parroquia de San Roque, José María Aguilar puso énfasis en el uso de tapabocas y los cuidados en torno a la pandemia donde la iglesia insiste por protocolo del COES, y las ventajas de complementar su mensaje presencial con las transmisiones a través de las redes sociales, radio, y demás canales habilitados. “Estamos tratando que la gente se cuide lo más posible, pero también tenemos en cuenta las ganas de participar de la gente, ganas de estar y de volver. Más que nada los mayores, que son los más habituados a la celebración y paradójicamente quienes más en peligro están”.

El tema de procesión, al menos en San Roque se suspendería. Y se circunscribirá a la bendición de ramos y misa.  “Respecto del Viernes Santo, como muchos laicos pueden ayudarnos a que se multipliquen estas celebraciones y, a su vez se evite la aglomeración en un solo lugar, tenemos muchos ministros preparándose en tal sentido para intervenir en las capillas de ciudad y de la zona rural”, continuó Aguilar.

El obispado ha insistido también en que se pueda exceptuar a las personas mayores de la confesión, y la misa presencial del domingo. Esto último atendiendo a las posibilidades que brinda Internet de seguir las celebraciones por vía de las distintas plataformas disponibles. “Esto nos ayudaría a ver que la Pascua no es un día sino cincuenta de ellos, y termina en Pentecostés”.

Por último, tanto Trachite como Aguilar insistieron en que este tiempo es propicio para entregar algo a Dios, con vocación y amor, donde seguro no faltan las angustias e inseguridades pero sí hay una luz al final del túnel: “La Pascua es un tiempo de esperanzas. Solemos escuchar decir que ‘Lo único que no tiene arreglo es la muerte’, y justamente este tiempo nos muestra que Jesús resucitó, es decir que la muerte ha sido vencida”, dijo Aguilar; y Trachite agregó: “Estamos meditando el Evangelio en estos días, donde vemos cómo la clase dirigente o los más importantes de la época de Jesús cuestionaban su palabra, encegueciéndose en sus situaciones personales, pero siempre está el corazón de aquel que necesita, viene o pide, y uno tiene que estar dispuesto a brindarse, esto es una vocación, amor a Dios y al prójimo; a veces duele, uno es humano, pero también ayuda a corregir actitudes y trabajar en la autocrítica, porque no se pueden bajar los brazos; damos gracias a él y a nuestra madre, porque Victoria es una ciudad que siempre tiene su gracia, hecho que se traduce en que mucha gente se acerque y viva esa ayuda espiritual de la que hablamos”. 

Gesto cuaresmal diocesano, bajo el lema: “Tu entrega da frutos de amor” (Estas Colectas Estarán Destinadas Al Gesto Cuaresmal Diocesano).

Miércoles Santo (31 de marzo)

• 19:15hs. Rezo del Santo Vía Crucis.

• 20Hs. Celebración de la palabra.

Jueves Santo (1º de abril)

• 18hs. Santa Misa de la cena del Señor en Capilla San Benito – Quinto Cuartel.

• 20 Hs. Santa Misa de la cena del Señor, en Basílica Ntra. Sra. De Aránzazu.

Gesto De Caridad en alimentos no perecederos y dinero (Cáritas Parroquial).

Adoración Al Santísimo Sacramento Hasta Las 00hs.

Viernes Santo (2 de abril)

• 9:30hs.Vía Crucis Viviente en el cerro de La Matanza.

• 15hs. Vía crucis para los niños de Catequesis y sus familias en plaza San Martín.

• 16:30hs. Vía Crucis en Basílica Ntra. Sra. De Aránzazu.

• 18hs. Celebración de la palabra en Capilla María Auxiliadora.

• 18hs. Celebración de la palabra en Capilla Ntra. Sra. Del Perpetuo Socorro.

• 18hs. Celebración de la palabra en Capilla Cristo Obrero.

• 18hs. Celebración de la palabra en Capilla San Benito -Quinto Cuartel.

• 20hs. Celebración de la cruz, veneración del Cristo Yacente hasta la medianoche.

Sábado de Gloria (3 de abril)

• 21hs. Solemne vigilia pascual en la basílica Ntra. Sra. De Aránzazu. (Traer velas y agua).

Domingo de Pascua de resurrección

• A Partir de las 11hs: bautismos.

• 18hs. Misa en capilla San Benito- Quinto Cuartel. • 20hs. Misa en basílica Ntra. Sra. de Aránzazu, frente al Templo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here