Taylor Swift reveló que su presentación prevista en la ceremonia de los American Music Awards de este mes está en «veremos», ya que los ejecutivos de su antiguo sello discográfico no le permitirían interpretar sus canciones del principio de su carrera en la televisión.

La cantante y compositora de 29 años hizo un llamado a sus 85 millones de seguidores en Twitter y acusó a los ejecutivos de Big Machine Label Group de ejercer «control tiránico» sobre su música.

Big Machine, la compañía discográfica con sede en Nashville, Tennessee, propietaria de las grabaciones maestras del catálogo de Swift, emitió un comunicado este viernes (15.11.2019) calificando la queja de la artista de «información falsa» y negando que la etiqueta tenga el derecho de limitar sus presentaciones en vivo.

Swift tiene previsto recibir el premio «Artista de la década» en la ceremonia de los American Music Awards el 24 de noviembre y presentar varios de sus éxitos.

Los ejecutivos, a quienes Swift identificó como Scott Borchetta y Scooter Braun, también habían rechazado el uso de música para un documental realizado por Netflix, agregó.

La declaración de Big Machine agrega que Swift le debe «millones de dólares y múltiples activos» a la compañía.

Swift firmó con Big Machine a los 15 años y se fue en noviembre pasado para Universal Music Group, una unidad del conglomerado francés Vivendi. Lanzó su primer álbum, «Lover», con UMG en agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here