¿Es factible la propuesta del Gobierno nacional de tener una hora más de clase por día en las escuelas primarias?

0

El Gobierno nacional propondrá que las escuelas primarias de todo el país dicten una hora más de clase por día, por lo que la carga horaria por turno pasaría de cuatro a cinco horas. Dicha propuesta será presentada este viernes por el ministro de Educación, Jaime Perczyk, en el Consejo Federal de Educación (CFE) con el propósito de «sumar horas de clase», lo que equivale a «más conocimiento y mejor educación», explicó el titular de la cartera educativa en un comunicado.

Sobre el tema, desde Paralelo 32 y Radio Boing 92.7 consultamos a la docente Yohana Fucks. “Soy una maestra que habla desde la realidad que vive todos los días en esta actividad. Estoy desde hace once años al frente de un aula; y eso hace que lo que opine o manifieste sume adhesiones de muchos otros colegas que hacen cosas maravillosas; y que por ahí no tiene la posibilidad de que sus voces sean más escuchadas, o que cobren relevancia pública. Así que agradezco ese acompañamiento y el poder tener la capacidad de hacerlo y también la responsabilidad, porque cuando uno puede ser la voz de otros, se tiene un compromiso al hacer uso de eso”, comenzó diciendo la entrevistada.

Al comunicar la idea, el ministro de Educación aclaró que «esto requiere la construcción de acuerdos y consensos con las jurisdicciones y los gremios» y puntualizó que esa hora más por día «significa tener 38 días más de clase por año» y detalló que la idea es que esta modificación se realice de manera progresiva en las 24 jurisdicciones. Y sostuvo desde la cartera educativa “proponemos que el turno mañana pase de 7 a 12 o de 7.30 a 12.30 y el turno tarde lo haga de 13 a 18 o de 13.15 a 18.15 horas.”

En referencia al proyecto, la docente entrerriana indicó que “Lo conozco desde los anuncios públicos que se han hecho, ya que no se ha abordado aún en detenimiento y detalle sobre la manera en que se piensa implementar; quienes estuvieron en la elaboración de esta idea; y quienes se van a responsabilizar también de las consecuencias que pueda acarrear un cambio tan rotundo en la rutina de millones de chicos y por supuesto, también las rutinas de sus familias. Y claramente en la de los docentes que veremos alterados muchos de nuestros horarios, de nuestras actividades, entre otros tantos puntos a considerar”.

La decisión del Gobierno nacional de intensificar la carga horaria en la escuela primaria, obedecería a la necesidad de incrementar los conocimientos de los alumnos en lengua y matemática, dos asignaturas consideradas clave por el Ministerio de Educación, en función de recuperar los contenidos no aprendidos por la pandemia.

Fucks cree que “estos cambios se manejan de una manera imprudente”, y plantea haberlo vivido a lo largo de los años que ejerce como docente y en su época de alumna en el nivel primario y secundario, donde “he sido partícipe involuntaria de un montón de cambios que se fueron radicando en el sistema educativo, y que lamentablemente han traído consecuencias negativas que se pueden apreciar en la actualidad”. Seguidamente expresó que “Muchos planes que fueron buenos, no se les dio el tiempo necesario para que tuvieran consecuencias positivas. Siempre los cambios de gobierno, cambios de figuras en el poder, hicieron que se dejaran a un lado algunos planes, algunas ideas, que se reconstruyeran y se empezaran a implementar cosas nuevas, y siempre en el medio nosotros tenemos que ir adaptándonos y, la mayoría de esas ideas nunca fueron consensuadas con los maestros. Y digo los maestros de base que somos los que estamos todos los días en la realidad educativa, en el aula, delante de una pizarra, tratando de formar a las nuevas generaciones con todas las faltas de inversión que hay en el sistema educativo, con todas las faltas de recursos, con todos los huecos de la desidia del Estado que estamos cubriendo hace décadas los docentes en todos los niveles; y por eso creo que las cosas terminan fallando”, indicó.

Respecto a la idea de sumar una hora de clases, para que los alumnos este año recuperen los saberes perdidos en los meses en que las escuelas estuvieron cerradas por la pandemia; dijo que “No soy partidaria de creer que mayor cantidad es mayor calidad; por lo tanto no entiendo muy bien cuál es la postura de querer poner una hora más de clases. Claramente un niño en una escuela, al igual que en un club, siempre va a ser mejor que esté ahí como en cualquier otra actividad institucional, y no en la calle. Pero lamentablemente no tenemos una estructura edilicia, una estructura en el sistema; la forma en que vienen trabajando muchísimos docentes, y las rutinas de cada una de las familias trabajadoras que se hace cargo de llevar, traer, de retirar sus hijos de las escuelas, no están preparadas para un cambio de esta magnitud en este tiempo. Lo que significaría una modificación en el horario, que no es poca cosa ya que estamos hablando de una hora más de clases”. A continuación reflexionó que “muchos de los proyectos que se han llevado adelante siempre han sido ‘lo largamos, lo ponemos en práctica y que los docentes y directivos se arreglen, y que los padres y los chicos se adapten’. Y no es la forma; porque no es eficaz, no es efectiva de cumplir con los objetivos que se propone. Lo más fundamental sería el poder, nosotros ver con claridad los objetivos que persigue esta propuesta. Y en base a qué objetivos tiene, también pensar juntos cual es la mejor estrategia para llegar a esos objetivos”.

“Hay un montón de problemáticas que se deberán manejar en torno a esto. Es decir, desde la rutina familiar, hasta la problemática que se le presenta a los docentes que deben viajar, aquellos que trabajan doble turno o los que dan clases en escuelas rurales”, reflexionó la entrevistada haciendo mención que en su caso, debería salir de Viale a las cinco de la mañana para llegar a dar clases en la escuela donde trabaja en Paraná. Además recordó que hay docentes que a diario viajan haciendo dedo varios kilómetros para llegar a su lugar de trabajo en distintos puntos de la provincia. Problemática que también se presenta con los chicos, ya que en las grandes urbes en su mayoría deben viajar hasta 40 minutos en un colectivo para llegar a la escuela.

“Creo que no se está pensando con claridad lo que se está proponiendo. Si decimos media hora antes, y media hora después, para que no sea tan temprano el ingreso; se nos va a complicar con los comedores, se va a complicar con los espacios físicos. ¿Qué pasa con las escuelas que tienen tres modalidades en el mismo edificio?. Que tienen nivel inicial, primario, secundario, y que hasta se dictan terciarios o carreras universitarias. ¿Cómo los directivos van a manejar todas estas variables?”, se preguntó.

En respuesta a la mención del ministro de Educación de que las y los docentes percibirán «un aumento proporcional por la nueva jornada laboral»; Fucks expresó que “esto de, ‘pagarle más al docente’, hay que analizarlo. Porque va a haber docentes que van a tener que optar entre un cargo u otro, porque no le va a dar el tiempo para llegar a otra institución. Y son docentes que trabajan doble turno, o en escuela pública y privada, porque lamentablemente tenemos un sueldo muy por debajo de la canasta básica familia y sin esperanzas de que pudiéramos equipararla a la inflación. Entonces, nos van a coartar la posibilidad de, por lo menos llegar a fin de mes trabajando el doble”, indicó.  

Seguidamente dijo que: “Creo que son un montón de puntos que no se han analizado, y que han repercutido no solo en la docencia, sino también los padres. Creo que, en mi primera impresión, ha sido un anuncio muy poco serio. Obviamente esperaré a que se explique la propuesta, a que los gremios se manifiesten al respecto; y que se escuche a los maestros que somos quienes estamos todos los días en el aula”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here