Entre Ríos es el segundo productor de miel del país y Victoria le ayuda mucho

0

Victoria.- “La provincia viene creciendo año a año en relación a cantidad de productores y volúmenes de extracción de miel”, explica Fernando Rey, responsable de la Coordinación Apícola del Ministerio de Producción de la provincia.

En base a incorporación de tecnología, después de muchos años Entre Ríos ocupa el segundo lugar como productora a nivel nacional. En el marco de la pandemia fue declarada como una actividad esencial, lo que permitió seguir trabajando.

“Durante esta etapa también se produjo un incremento exponencial del consumo a nivel nacional, agregando un elemento importante para un producto que esencialmente vive del mercado exterior (90%)”.

Las mieles tienen distintas características, especialmente colores, pero todas se venden, dijo el funcionario y mencionó el caso de la producción de islas, entre las que se encuentran las de jurisdicción Victoria. En este último caso recordó que la producción apícola en nuestros humedales tiene mucha historia porque se puede certificar como miel orgánica. Cabe recordar que se trata de campos inundables donde no se cultiva cereales ni se aplican agroquímicos y el alimento de las abejas son lo polen de flores naturales, ponderando que “el delta entrerriano en general es un excelente espacio para desarrollar la actividad”.

Polinización

La polinización que produce en los cultivos la abeja se logra normalmente, pero no se ha logrado que el productor rural valore lo que representa el trabajo de la abeja durante la floración en los cultivos, está demostrado que incrementa los rindes de granos en un porcentaje, porque el trabajo de la abeja favorece la polinización. Las plantaciones de arándanos, para que tengan buenos rindes necesitan contratar a apicultores para que radiquen colmenas en períodos de floración. Consideró que “este es un desafío que tenemos como gobierno de lograr implementar esta simbiosis junto al INTA y especialistas en el tema”

Temporada

Reiteró que ha sido importante el aumento del consumo, un fenómeno que se presentó a nivel mundial, produciéndose una demanda insatisfecha que repercutió en el incremento del precio.

En definitiva, consideró que la producción de miel representa una alternativa para nuestra provincia, en los últimos años ha estado en auge y si bien tiene algunas temporadas que no tienen buenos resultados, como sucede con toda actividad, en el promedio de 5 o 6 años es rentable y se puede vivir de esa unidad económica; además Entre Ríos tiene las condiciones climáticas naturales para su desarrollo.

Sanidad y genética

Con respecto a la sanidad en los apiarios, es buena. Una de las enfermedades que ataca en nuestra zona, entre otras, es la Varroa, un ácaro que produce estragos en las colonias, pero han logrado que los productores estén alertas y consulten para implementar tratamientos. Es fundamental el control que realizan en forma periódica para detectar un principio de ataque.

Por otra parte explicó que las abejas tienen una vida útil y el recambio de reinas genera una mejora en la productividad y sanidad de las colmenas, según un estudio que realizó el INTA. En nuestra provincia hay tres cabañas habilitadas mientras que otras dos que están haciendo los trámites para sur reconocimiento. Las llamadas cabañas producen reinas que tienen una genética adaptada a la producción entrerriana y logran líneas de alta calidad. Sostuvo que  esto lo demuestra el productor comprobando que es una inversión que genera más kilos de miel  por colmena.

Subproductos

La abeja no solamente produce miel sino que se encuentra la jalea real y también propóleo, entre otros productos de la colmena.

En diálogo con Paralelo 32, Rey comentó que están incentivando a muchos productores para que trabajen en ese sentido y agregó que desde la Coordinación Apícola del Ministerio de Producción se priorizaron ejes estratégicos para el fortalecimiento de la actividad en la provincia en general, dictando cursos.

Actualidad

Actualmente existen 2.500 productores y productoras que poseen unas 849.500 colmenas, ubicadas en 9.788 apiarios distribuidos en todo el territorio provincial. Esto indica un crecimiento del 6% en la cantidad de apiarios respecto de los registros de 2020. Además, se estima que en la provincia se producen más de 14.000 toneladas anuales de miel.

Argentina es el tercer país productor de miel del mundo, después de China y Estados Unidos. Esto representa el 70% de la miel producida en el hemisferio sur del continente americano, a la vez que concentra el 25% de la producción de todo el continente y el 6% del total producido en el mundo (CFI).

Según datos relevados por el INTA, el rango de precios osciló  al mes de abril entre 230 y 300 pesos el kilo a granel. El precio máximo se incrementó entre un  127% y un 142% desde mayo de 2020 a la fecha.

Son más de 100 los apicultores registrados en Victoria

También Paralelo 32 consultó a productores locales que están llevando a cabo importantes emprendimientos, verificando que actualmente hay más de 100 registrados en el Departamento Victoria. Uno de ellos, Lucas Vechetti, comentó que en la temporada trabajaron bien y la cosecha tuvo un rinde aceptable, si bien  la seca los complicó bastante.

A la explotación la lleva a cabo en zona de campo firme, aunque reconoció que son muchos los que se dedican al rubro en zona de islas. “La miel tuvo un buen precio, en principio llegó a más de 300 pesos el kilo, después experimentó una baja ubicándose en 270 más o menos”.

Cuando termina la temporada Vechetti vende la cosecha en su totalidad, entregándola actualmente a un acopiador de San Lorenzo (Santa Fe). Si bien no fue excelente el resultado 20/21, quedaron niveles de rentabilidad. Tiene en producción alrededor de 1.200 colmenas que maneja con un socio y es la única actividad que realizan en el año. Están trabajando como integrantes de la Cooperativa Huerta Sana, que se dedican además a la horticultura y tienen proyectado  montar una sala de extracción para que sea utilizada en forma compartida.

Otro productor importante es Julio Bottegal, quien comentó a nuestro medio que desde 1983  se dedica a la actividad en conjunto con la horticultura (20 años), además, con la enjundia emprendedora que lo anima, están armando una fábrica de ladrillos. Trabaja con la familia, especialmente con su hijo que actualmente está gestionando la matrícula para poder exportar, porque hay mucha demanda en el mundo y este año tienen la expectativa de vender dos o tres contenedores al exterior. Manejan alrededor de 2.500 colmenas que tiene radicadas en zona de islas, producen miel orgánica certificada, que si bien le representa gastos y gestiones para lograr esta condición, a la hora de vender significa una mejora del  30 % en el precio. “Todo esto lo llevamos a cabo con inversión propia y no contamos con ningún aporte del Estado”, remarcó.

Hace muchos años que tienen una sala de extracción propia en un barco donde llevan a cabo la cosecha. A la venta la realizan directamente a los exportadores y con respecto al tema sanitario no han tenido problemas. Según Bottegal, esto se logra cuando se hace un buen manejo. Finalmente comentó que todos los años adquieren reinas nuevas para incorporar genética a las colmenas, lo que a criterio del apicultor es fundamental para lograr buenos rindes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here