Las administraciones provinciales siguen transitando la cuarentena con urgencias y necesidades, siendo el apoyo financiero del Gobierno nacional imprescindible para el pago de sueldos y demás obligaciones corrientes. En el primer semestre, la Nación transfirió a todas las provincias 166.093 millones de pesos, 400% más sobre las transferencias corrientes de los primeros seis meses de 2019, 41.440 millones.

Esto no ha sido gratis y fue financiado con emisión monetaria incrementando el déficit de las cuentas públicas nacionales. Es una de las principales conclusiones de un estudio del contador y docente Julio Panceri, que publicó el medio digital Dos Florines.

En julio, el gobierno comenzó a movilizar la obra pública. El rubro “Gastos de Capital” de la ejecución presupuestaria nacional fue de 27.032 millones de pesos, 21,6% más que en julio 2019. Este gasto también se utilizó para apoyar las provincias en energía, transporte, educación, vivienda, agua potable, entre otras materias. 22.645 millones se destinaron a obras de la nación y 4.387 millones se transfirieron a provincias.

¿Qué pasó con las cuentas públicas en Entre Ríos en la primera mitad de este fatídico 2020? Hubo un “Resultado Económico” (ingresos corrientes menos gastos corrientes) negativo de 137,19 millones y un “Resultado financiero” negativo de 2.021,75 millones. Entre Ríos es el patito feo de la Región Centro. Santa Fe y Córdoba lograron superávit en ambos datos. La provincia vecina obtuvo un resultado económico positivo de 6.642 millones y uno financiero de 3.233 millones. En tanto, la provincia mediterránea consiguió 15.002 y 10.564 millones a favor, respectivamente.

Entre Ríos sigue con bajo rendimiento en la recaudación, producto de la caída en la actividad económica, que ya se observaba con anterioridad a la pandemia. Es otro punto negativo, para repechar en la futura etapa pospandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here