Iniciado el mes de abril y en el marco de la emergencia sanitaria por la que atraviesa el país, desde la Empresa en Energía de Entre Ríos S.A. (Enersa), días atrás se emitió un comunicado oficial, por el cual desde la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA) advertían que quienes pudiendo abonar la factura de electricidad, al no hacerlo “ponen en riesgo la continuidad del servicio eléctrico”.

Además se indicaba en el comunicado que “Aquellos usuarios a los cuales el Estado facultó a convenir modalidades especiales de pago conforme a sus posibilidades, liberándolos inclusive del corte de suministro por falta de pago, requieren de la solidaridad y responsabilidad del resto de los usuarios que sí pueden abonar el servicio eléctrico”.

El escrito surgió luego de que el presidente Alberto Fernández firmara el decreto prohibiendo los cortes de todos los servicios esenciales a los sectores más vulnerables de la población y a las pequeñas empresas en emergencia; medida que regirá por 180 días e incluye a los servicios de energía eléctrica, gas por redes, agua potable, telefonía fija o móvil, internet y TV por cable o satelital; indicándose que “el servicio no podrá ser cortado por mora o por falta de pago de hasta tres facturas”.

Cabe agregar que en el decreto se indicó que el beneficio es para un universo limitado de usuarios: los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo o por Embarazo, pensiones no retributivas, inscriptos en el monotributo social, jubilados que cobren el haber mínimo, trabajadores que cobren el salario mínimo, beneficiarios del seguro de desempleo, electrodependientes, empleados en casas particulares y exentos de impuestos inmobiliarios; como así también quedaron restringidos los cortes de servicios para pymes y microempresas en emergencia, cooperativas y empresas recuperadas, empresas de salud públicas o privadas y para las organizaciones de bien público que participen de la cadena de alimentos.

La situación a la que se enfrentaron las distribuidoras de energía como Enersa, es la de poder continuar percibiendo el pago del consumo eléctrico de la boleta en momentos en que las entidades bancarias cerraron, no hay circulante de efectivo en la calle por la caída en la comercialización, la mayoría de los usuarios no está dispuesto a abonar con tarjeta de crédito o sistemas digitales su consumo de energía, entre otros puntos que se suman que en el bolsillo de la mayoría de los ciudadanos, los billetes que se tengan se destinan al abastecimiento familiar en tiempo de cuarentena.

Considerando que a pesar de la situación, hay quienes disponen de efectivo para abonar los servicios, es que desde este jueves 2 de abril la empresa dispuso transitoriamente que las oficinas comerciales abrieran de 07:00 a 10:00 de la mañana para recepcionar el pago de boletas.

Es así que los usuarios podrán realizar un pago de hasta $10.000, colocándolo en un sobre para depositarlo en dicho buzón. Se indicó desde la empresa que “En la puerta de acceso, habrá un empleado, personal de seguridad y cámaras monitoreando y dando transparencia a todo el proceso”.

Cuándo y cómo funciona el sistema

Funciona de lunes a viernes de 7 a 10. El usuario se acerca al acceso de la oficina comercial con el sobre cerrado que traerá consigo, lo deposita en el buzón y se retira. Lo podrá hacer él mismo o enviar a alguien en su lugar (puede ser una persona de su confianza que deba movilizarse por cuestiones esenciales, o un cadete a través de los servicios de cadetería y motomandado).

En el exterior del sobre, el titular del suministro deberá:

Aclarar el importe de la/s cuota/s que desea pagar (vencidas o no).

Firmar el sobre.

En el interior del sobre, deberá incluir:

El dinero en efectivo (el límite es de $ 10.000).

Un papel con la siguiente información:

-Número de ID (que figura en el extremo superior derecho de la factura).

-Número de cuota (si se trata de la primera o segunda cuota, o de o ambas), o el troquel de la factura correspondiente.

-Número de teléfono.

-Correo electrónico (si lo tuviera).

Aclaraciones

El trámite es por factura. En caso de que la persona tenga dos facturas que abonar, deberá depositar en el buzón dos sobres. El importe deberá ser, en lo posible, un número redondo, con una diferencia de hasta 100 pesos a favor de la empresa o del usuario. Esta diferencia se tomará como débito o crédito en la siguiente factura.

Dentro de las 48 horas, el personal de Enersa se comunicará con el usuario para informarle si el pago fue procesado exitosamente o si hubo algún inconveniente.

Prevención, garantía y seguridad

Con la firma del titular del suministro en el sobre, el trámite reviste carácter de declaración jurada. Si bien el usuario dejará el sobre en el buzón y se marchará sin un comprobante de pago, habrá cámaras de seguridad monitoreando todo el proceso, incluso al momento de contar los billetes. Esto garantiza que, ante cualquier error, diferencia o reclamo posterior, se dispondrá de la filmación correspondiente para consulta.

Asimismo y en tiempos de cuarentena, la medida busca minimizar cualquier situación de riesgo, ya que se evitarán las colas, la aglomeración de personas y el contacto físico.

Finalmente, cabe aclarar que, por una clara medida de seguridad, Enersa no ha realizado ni realizará ningún tipo de cobro a domicilio.

 

llegaste hasta acá…

Es porque porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. Paralelo 32 tiene un compromiso de mantenerte informado desde hace más de 45 años, y cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada; suscribite desde $100 pesos por mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here