En Paraná se podrá participar del estudio que determinará las medidas corporales del país

0

Paraná.- Desde el lunes 15 de noviembre hasta el 1º diciembre se podrá participar de un relevamiento que realiza el INTI y apunta a conocer las medidas corporales de la población nacional con el objetivo de elaborar un sistema de talles inclusivo y unificar el criterio de la industria textil local.

El estudio, que impulsa el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), se realiza a través de un equipo de escáner 3D que genera una imagen virtual del cuerpo y en pocos minutos mide sus proporciones.

El escáner 3D estará en el Centro Cultural La Vieja Usina (Gregoria Matorras de San Martín 861, Paraná), de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00, y los sábados de 17:00 a 20:00 hs. Quienes quieran participar pueden acercarte sin turno previo en los días y horarios de atención, sacar turno desde la web del INTI o a través de la app Mi Argentina.

El estudio es gratuito y lo pueden realizar personas a partir de los 12 años. Dura aproximadamente 20 segundos y al finalizar otorgan una copia impresa con los valores y medidas de tu cuerpo.

“Medimos cuerpos reales para garantizar tus derechos. Vos también podés ser parte de esta historia. #LeyDeTalles”, se indica desde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

De qué se trata

El Estudio Antropométrico Nacional Argentino (EAAr) tiene por objetivo definir la forma y dimensiones actuales y propias de los cuerpos que conforman la población argentina. Se realiza cada 10 años para poder medir el cambio de las dimensiones de las corporalidades argentinas.

El resultado del estudio constituirá la Primera Base de Datos Nacional de Medidas Antropométricas y permitirá contar con las Tablas de Medidas Corporales de los habitantes. De esta forma se podrá alcanzar una mejor comprensión acerca de los tamaños y formas corporales humanas argentinas.

El INTI ya ha relevado aproximadamente el 60% de la muestra con tecnología de escaneo corporal 3D, no utilizada hasta el momento en el país, y está realizando los protocolos sanitarios adecuados para finalizar el relevamiento. El estudio se planificó por muestreo representativo para los estratos de la población definidos por sexo/género, grupo etario y región del país.

El Estudio Antropométrico Argentino será la base para la definición del Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI). Sistema establecido por la Ley Nacional Nº 27521, que es de aplicación obligatoria en todo el país en cuanto a la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria. A partir del Decreto Reglamentario 375/2021, se delega en INTI la responsabilidad por llevar adelante el EAAr, cada 10 años.

Objetivo

“El objetivo es claro: caracterizar a los argentinos y las argentinas a través de sus medidas corporales. Hablamos de contornos, anchos y largos del cuerpo humano”, subraya Sandra Jung, licenciada en Matemática, representante del INTI a cargo del EAAR. Esas medidas se obtienen mediante un escáner 3D, que genera una imagen virtual en un lapso de entre diez y quince segundos por medio de dieciséis cámaras infrarrojas que, a su vez, pueden realizar hasta 400 mediciones con un solo escaneo.

Entre las medidas que registran se incluye además la de los pies, conforme a la norma, que en su reglamentación incorporó también los talles de los zapatos. Aunque ahora queda por ver si esto se traducirá en una modificación o si este rubro continuará rigiéndose por el sistema de numeración “calzado AR”, de acuerdo con la norma técnica IRAM 8604.

La reglamentación, en junio, otorgó un plazo de ocho meses para el desarrollo del EAAR, que debería entonces concluir a más tardar en febrero próximo.

“Esta etapa es importante porque sin este estudio no se puede avanzar con la ley”, indica Sami Alonso, miembro de AnyBody Argentina, la organización no gubernamental pionera en la última década en impulsar y dar a conocer la problemática. Más allá de la convocatoria oficial para inscribirse, a través de la web del INTI o directamente desde la app Mi Argentina, resultan centrales el trabajo de difusión y el acompañamiento de activistas –como Brenda Mato o Mercedes Estruch– y de ONG que se manifiestan por este tema. Hasta ahora, de las personas que asistieron a medirse un 80% corresponde a corporalidades femeninas y solo un 20% a las masculinas. Ese indicador genera la suficiente atención para insistir en el llamado y para que también sean cada vez más los hombres censados.

“Esto habla de a quiénes nos interpela esta problemática”, indica Alonso. “Para nosotras es superimportante ir, censarnos y sentirnos parte de esta ley, que, de alguna forma, nos va a traer una moda más democrática”, añade. De hecho, según la encuesta de AnyBody 2020, si bien un 65% manifiesta tener dificultades para encontrar talle, de un total de más de 8000 encuestados el 94,8% refiere a ropa de mujer y solo el 5,2% a prendas de hombre.

“Una vez terminado el relevamiento se hará un proceso de verificación de medidas y de imágenes 3D, y luego en función del trabajo estadístico de estos datos separados por región, genero, sexo y edad –explica Jung– se emitirán los resultados, las tablas de medidas corporales, que luego se traducirán en talles para la ropa”. Y alude a la guía que tendrá que ser actualizada al cumplirse la década y a la que tanto las provincias como la ciudad de Buenos Aires deberán adaptar sus normativas preexistentes, según determina la ley, que comprende a la indumentaria para hombres y mujeres, a partir de los 12 años, fabricada, confeccionada y comercializada de conformidad con el Suniti.

No obstante, vale destacar que la reglamentación bajo ningún punto de vista implica que una empresa o comercio tenga que tener una oferta de todos los talles disponibles, sino que incluye indumentaria, calzado y los uniformes de trabajo. Quedan exceptuadas aquellas prendas de “alta costura” o de diseño de autor, las confeccionadas a medida y las que se realicen de manera personalizada a pedido del consumidor. También quedan eximidos los accesorios de vestir (corbatas, bufandas, pañuelos, medias, guantes, sombreros, entre otros) y los implementos destinados a la protección personal en tareas laborales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here