En Paraná piden un uso racional, responsable y solidario del agua potable

0

La mayor demanda de la temporada estival, que supera lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), condiciona la capacidad del sistema para operar y llegar a cada hogar con caudales y presión normal. Por ello, pese a los altos niveles de producción de agua, suelen aparecer inconvenientes sectorizados, transitorios, en el abastecimiento del suministro.

En ese marco, la Ordenanza N° 10.066 establece:

• La prohibición de arrojar agua proveniente del uso comercial, industrial, lavadero o cualquier tipo de establecimiento similar a la calle.

• No se permite arrojar residuos que obstruyan la libre circulación del agua en desagües pluviales.

• Vaciado de piletas: Debe realizarse en horario nocturno y en el desagüe pluvial y realizar mantenimiento de piletas para evitar el vaciado completo.

• Mantenimiento y conservación del agua en piletas particulares: Los propietarios deben hacer un uso consciente y eficiente del agua.

Además se fijaron horarios permitidos para lavado de veredas, maquinaria y autos: los Martes de 6:30 a 10:30hs, y los Sábados de 7 a 17hs. El incumplimiento de la norma generará multas y eventuales clausuras.

Acciones del Municipio

El acceso al agua potable hoy en Paraná es un servicio garantizado, con una cobertura cercana al 98% en el ejido urbano (uno de los índices más altos del país). En ese sentido, las zonas de cobertura del servicio se han ampliado y se está acompañando con las obras complementarias necesarias el proceso urbano y de crecimiento demográfico de la capital entrerriana.

Ante la histórica faltante de caudal o presión que se da en determinados momentos, se han realizado operativos especiales u obras en distintas zonas de la red pública que fueron solucionados con nuevas cañerías, empalmes, reemplazo de válvulas, entre otras acciones.

Además, se puso en marcha una importante inversión para la construcción de un nuevo Centro de Distribución en la zona Sur (obra financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento (Enohsa) y gestionada por el Gobierno de Entre Ríos junto a la Municipalidad).

Se avanza en la instalación de redes inteligentes de agua, con el propósito de medir caudales y presiones, reducir fugas del suministro, y detectar, analizar y gestionar en tiempo real el transporte de agua potable mediante sistema digitalizado.

La incorporación de tecnología facilitará la detección de roturas –algunas de ellas subterráneas, que incluso no emergen hacia la vía pública–, y permitirá el aislamiento de circuitos más reducidos en casos de cortes por trabajos de reparación.

Trabajo diario

Para el abastecimiento a toda la comunidad se deben desarrollar y cumplimentar diversas etapas, desde la captación de agua cruda en el río Paraná (en la Toma Nueva se ha ampliado la capacidad de captación), hasta el grifo de un domicilio. En la etapa de distribución radica uno de los principales inconvenientes del servicio. Conviven en la red caños de antiguos -algunos centenarios y obsoletos.

Como consecuencia de los distintos niveles de presión que se deben inyectar para llegar a zonas más lejanas o altas, y la antigüedad de amplios radios, circuitos y kilómetros de la red pública, y de algunas de sus válvulas, se producen roturas diarias tanto en las cañerías distribuidoras como en las conexiones domiciliarias del servicio.

Por esa razón, la Subsecretaría de Obras Sanitarias desarrolla una intensa tarea de intervenciones en la vía pública. Aproximadamente por día, se atienden entre 30 y 40 arreglos, fundamentalmente en conexiones domiciliarias. Las cuadrillas trabajan en doble turno, y con guardias los fines de semana y feriados.

Recomendaciones

• Cubrir y realizar el mantenimiento adecuado de piletas y piletines de lona con los productos que corresponde para mayor duración del agua.

• Lavarse los dientes utilizando un vaso para no derrochar

• Enjabonar las manos con la canilla cerrada

• Realizar duchas cortas

• Lavar el auto con un balde o mangueras con sistema gatillos de corte

• Riego de plantas en jardines: debe utilizarse con sistema por goteo, baldes, recipientes o regaderas.

El uso racional, responsable y solidario del agua potable impacta en el cuidado del ambiente y de un recurso vital en todo el planeta. También, en la posibilidad de que otros vecinos no sufran cortes durante la temporada con temperaturas más altas. Es un trabajo en equipo entre la ciudadanía y el Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here