La ciudad de Paraná se ve nuevamente afectada por la retención total del servicio de transporte público de pasajeros. Es que según indicaron desde UTA, la empresa Buses Paraná no dio cumplimiento en tiempo y forma con el pago de los haberes de enero, y de la cifra adeudada desde 2019 por los días descontados por paro.

Tras la reunión que mantuvieron las partes en la tarde de este jueves en la Secretaría de Trabajo de la provincia, la empresa difundió un comunicado en el que explica que el retraso en el cumplimiento de sus obligaciones se debe exclusivamente a que “al día de la fecha no se han recibido los fondos correspondientes al subsidio para el servicio de transporte público de pasajeros de la Ciudad de Paraná”.

“Buses Paraná carece de los fondos suficientes para atender el total de los gastos, y en particular los salarios de los trabajadores del mes de enero. Esta situación no es particular para la Ciudad de Paraná, sino para que el sistema nacional de transporte público urbano sino recibe los fondos no puede atender el pago de salarios”, detallaron.

En ese sentido, indicaron que la empresa es ajena a la administración y disposición de los fondos del Estado, que al momento de ser recibidos son dirigidos inmediatamente para el pago de sueldos.

Por lo tanto, procedieron a informar a los trabajadores y al sindicato de la situación, “no respondiendo por las acciones o medidas que estos puedan tomar en estos días”.

“Los subsidios al transporte público urbano de pasajeros han sido reconocidos por las autoridades como la alternativa a un incremento del boleto que cubra los costos crecientes de la actividad. Las Empresas no podemos tomar otras medidas. La gestión debería prever los plazos de la operación de transferencia con el tiempo suficiente para evitar este tipo de situaciones que termina perjudicando a usuarios y trabajadores”, finalizó el comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here