Economía (La Nación).- En medio de una profunda recesión por la pandemia, sin paritarias a la vista, con tarifas de servicios y dólar anclados, Precios Máximos para algunos productos de la canasta básica y con un Indec aún limitado por las restricciones de la cuarentena, la inflación volvió a mantener su nivel de mayo -el más bajo del año-, pero esta vez con una significativa ralentización en el precio de los alimentos.

El índice de Precios al Consumidor mostró en mayo un avance de 1,5% cuando el dato esperado por el mercado, estaba en torno al 1,8%, según los privados. En el acumulado de los primeros cinco meses del año, el alza de los precios sumó un 11,1%. En un año, en tanto, la variación fue de 43,4%. El denominado IPC Núcleo o los «precios libres» -que no contempla precios regulados ni estacionales- mostró una variación en el mes de 1,6%.

Quizás la noticia más significativa fue que, a diferencia de lo que pasó en abril, cuando la variación de los precios de los alimentos (3,2%) más que duplicó al nivel general, esta vez el sentido fue justamente el contrario. El aumento en el capítulo con más incidencia en el índice de precios fue de 0,7%, casi la mitad del promedio.

Las variaciones más importantes se dieron en Prendas de vestir y calzado (+7,5%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (+2,8%) y en Recreación y cultura (+2,5%). Sobre este último ítem, el Indec señaló que «la variación de esta división representa únicamente a los bienes y servicios que ofrecieron productos y/o servicios durante mayo». Uno de los datos que llamó la atención fue la deflación (-0,4%) que mostró el rubro de Educación.

Con relación a la suba de la ropa, los comercios cerrados en abril hicieron que el cambio de temporada -con nueva ropa de invierno- fuera más abrupto, con un salto de precios desde una base (marzo) más baja. Por otro lado, la liquidación de verano de abril -que no ocurrió- suele matizar -contaron en el Indec- los saltos de precios de cambio de temporada.

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que releva el Banco Central (BCRA) había promediado una inflación para el mes pasado de 1,8%. El avance de la inflación minorista en diciembre de este año se ubicará, según las consultoras privadas, en un 43,3% interanual. Esa suba de precios estará acompañada por una caída del PBI de casi 10%.

El Gobierno mantiene congelados los precios de cerca de 23.000 productos al 6 de marzo a través de los Precios Máximos que impulsa la Secretaría de Comercio Interior. La cartera que dirige Paula Español impulsa controles, sobre todo en pequeños y medianos comercios, para verificar el cumplimiento de ese decreto en el marco de la Ley de Abastecimiento.

Sin embargo, el IPC de abril pasado había mostrado una variación de 1,5% en el nivel general, pero se había más que duplicado en el capítulos de Alimentos y Bebidas (3,2%). En el Gobierno advirtieron que las subas se habían focalizado en los frescos y otros productos que quedaron fueran del programa que impulsa el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here