En materia de delitos Libertador ya no es lo que fue

0

Libertador SM.– Durante una reciente entrevista con el Crio. Insp. Maximiliano Villamonte, en visita a la redacción de Paralelo 32, abordamos temas de interés público del momento, como el caso de la mujer que luego apareció sin vida en Racedo, tras haber sido buscada por gran cantidad de personas –entre familiares y vecinos– y obviamente la policía y también bomberos. La nota fue publicada en nuestra edición del sábado 28 de mayo. En la continuidad de ese tema, la entrevista continuó con otros aspectos vinculados con su jurisdicción como jefe de Policía de la Departamental Diamante. En este caso Libertador San Martín, la tranquila villa que en los últimos años tuvo una expansión poblacional asombrosa, es fácil alquilar un departamento donde vivir, y hoy es más difícil saber quién es quién viviendo en la bella Colina de la esperanza.

— ¿En Libertador está creciendo el delito?

_ Si. Es lo que pasó hace 20 años en Crespo, empezó a crecer la población y ahí vienen los problemas. Libertador alberga estudiantes, gente que viene a trabajar, de otros lados, ha cambiado mucho la población.

— Siempre se culpa a Diamante por los delitos que suceden en Libertador y esa idea también persiste en Crespo, ¿esto es así?

_ Algo de razón puede haber, pero no siempre. Libertador es una sociedad muy especial donde no se quieren dar a conocer las cosas, pero pasan cosas graves, y no son los diamantinos, son cosas que pasan dentro de Libertador, incluso robos importantes dentro de la facultad.

— ¿Persiste el intento de que lo malo no trascienda de la localidad?

_ Es así, hemos recuperado cuatro computadores que estaban a punto de ser enviadas desde Paraná hacia Córdoba y fue algo que sucedió dentro de la facultad. Ayer (por el jueves 26) detuvimos en Libertador a dos personas oriundas de Buenos Aires y les secuestramos el camión que está implicado en el robo de aceite comestible. Es aceite de descarte que el municipio guarda en el depósito municipal y de ahí lo robaban con este camión (caso informado en P32 del 28/5 y en www.paralelo32.com.ar). El delito se va diversificando. Hoy están a la orden del día las estafas. Esto hace un año no se veía. No se puede creer que con la difusión que se le da, la gente siga cayendo. Una señora en Libertador cayó en una estafa con el cuento de la vacuna de Covid, le preguntaron por sus dosis y la terminaron llevando al cajero del Bersa donde le robaron mucho dinero, uno se pregunta ¿qué tiene que ver una cosa con la otra; la vacunación con el cajero de un banco? Pero caen igual. Los estafadores son muy hábiles.

— Uno no se explica cómo los estafadores abren cuentas bancarias apócrifas con tanta facilidad, a las que en muchos casos se hacen transferir dinero. A cualquier ciudadano se le exige mucho para abrir una cuenta.

_ Sí, y a la policía le cuesta mucho avanzar en ese aspecto. Cuando se llega al banco, a veces se nos brinda cierta información pero no es válida si no está avalada por la justicia y los tiempos se dilatan cuando se pasa al área de legales.

— ¿Libertador tiene el mismo índice de violencia de género que Crespo o Diamante?

_Sí, en líneas generales es notable como ha crecido. Diría que es uno de los problemas más graves que tienen.

— En general, hay cada vez más violencia o solo parece porque se denuncia más?

_ Se denuncia más. Pienso que siempre han estado estos problemas pero ahora se denuncian. La gente antes no se animaba y otra cosa es que hoy se encaran de otra forma esas denuncias. A raíz de las malas experiencias de las instituciones por no reaccionar a tiempo, ahora ni bien se recibe una denuncia se deriva a Comisaría del Menor y la Mujer, se canaliza la denuncia y enseguida se libran restricciones. A nosotros como policías se nos permite actuar, de modo que si alguien tiene una restricción y no puede estar cerca de la otra persona, nos faculta para la detención del denunciado.

— ¿Hay casos injustos también, donde se denuncia maltrato sobreactuando, para resolver rápidamente alguna discrepancia?

_ Sí, pasa. Pero hoy la tendencia es darle la razón a la mujer.

— ¿No se verifica si la denuncia es falsa o real?

Después con el proceso judicial tal vez se logra establecer eso, pero el juzgado de Familia automáticamente dispone la medida de restricción, porque en algunos casos si se investiga primero se puede llegar tarde. No todos los casos son iguales. Además, antes eran situaciones que se veía en barrios periféricos de la ciudad y ahora pasa en todos los estratos sociales. En nuestro Departamento los más destacados en este tema son Diamante, Libertador, Ramírez y Valle María, por una cuestión lógica al ser más grandes se dan más casos.

La seguridad en Diamante

“Se ha avanzado mucho en brindar seguridad. El Estado ha brindado mucha tecnología, prácticamente todas las ciudades tienen cámaras, eso achica mucho el margen para el delincuente, son pruebas irrefutables que uno puede aportar a la justicia y clarifican muchas situaciones. Días pasados, gracias a las cámaras, se pudo dar con un auto que había cometido estafas en San Salvador. Por supuesto que el delincuente también se va profesionalizando, sin dudas. Desde la institución hacemos todo lo posible para ir actualizándonos acorde a los tiempos que vivimos, y vemos que la gente se está comprometiendo más. Entre todos debemos ganarles a los delincuentes. En Diamante tenemos un sistema que denominamos “Vecino alerta”. El vecino nos manda fotos, videos, audios desde el lugar del hecho y automáticamente llega el patrullero, nos ha dado mucho resultado esta modalidad. Con esto se apunta a la prevención del delito. No solo con delitos contra la propiedad, sino peleas que se dan dentro del hogar. Un vecino escucha gritos y avisa a la policía, se manda el patrullero y su llegada desalienta esa discusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here