Crespo (Paralelo 32).- Con un sencillo acto que finalizó con una foto grupal de los asistentes y la firma del Libro de Oro, se conmemoró este lunes 4 de noviembre por la mañana el 80 aniversario de fundación del Hospital San Francisco de Asís, inaugurado el 10 de noviembre de 1939. La ceremonia que había sido programada en el frente del edificio, dadas las condiciones climáticas, se desarrolló en un extremo del Solarium del Hogar de Ancianos.

Después de escuchar el Himno Nacional y la Marcha a Entre Ríos, el Padre Rubén Schmidt, capellán del Hospital y el Pr. Eduardo Pereira, tuvieron a su cargo la invocación religiosa.
Seguidamente se escuchó el saludo del intendente, arq. Darío Schneider haciendo alusión a la historia del nosocomio donde destacó a los pioneros “que tuvieron ese espíritu de poner en funcionamiento primero una sala de primeros auxilios y después contar con este hospital con instalaciones importantísimas”.

Felicitó a los directivos y al personal e instó “a seguir trabajando en conjunto para mejorar todos los días la salud pública en nuestra ciudad”. Abogó por el trabajo articulado de hospital y municipio “pensando en el bienestar de nuestra comunidad”.

Necesidad de crecimiento edilicio

El Dr. César Muro habló de las acciones que cimentaron la base de la historia del hospital “y la afianzaron para poder constituir nuevos caminos, pero por sobre todo nos contagiaron el entusiasmo y la gran tarea de hacer que el Hospital San Francisco de Asís sea un ejemplo para la Salud Pública de la Provincia de Entre Ríos”.

Al hablar de la actualidad hizo referencia al balance del presente año. “Los registros indican que en nuestro hospital aumentaron en un 50% la atención por guardia y un 30% la atención por consultorio externo –afirmó-. Estos datos de la realidad nos llevan a plantearnos la necesidad de crecer ediliciamente y por lo tanto el deber de ir trabajando en ese sentido”.

El director habló de debilidades perfectibles y fortalezas de la institución y sostuvo luego que los desafíos son una constante. “Y muchos de ellos –señaló- se van convirtiendo en realidad gracias a los desafíos planteados y a los grandes esfuerzos que hacemos todos los involucrados”. Seguidamente detalló la incorporación de aparatología moderna durante los últimos años, las nuevas instalaciones eléctricas para el Hogar de Ancianos y Hospital, las máquinas industriales para el lavadero, los avances en la informatización de los distintos procesos, la habilitación de un espacio en Facebook, las tareas de perfeccionamiento de la mesa de entrada, la preocupación por alcanzar el sistema de vacunación local y nacional, las atenciones del Plan Sumar y el área de cocina.

Indicó que las dificultades que atraviesan el hospital “son los costos de farmacia y luz que se llevan la totalidad del presupuesto”. Sobre este punto acotó que “de todos modos se planifican estrategias para superar los inconvenientes mencionados”.

Resaltó que la mayor fortaleza del nosocomio la ofrece su personal. “El hecho de estar permanentemente capacitándose, superándose cada día y enfocándose en optimizar los recursos nos destaca sobre otras instituciones”- aseveró.

Reconoció el apoyo incondicional de la provincia, el municipio e instituciones locales que redundan en beneficio de la comunidad y en especial de todos los pacientes y los ancianos.
Por último nombró a los colegas directores que le antecedieron en la función y pidió un aplauso para ellos: Dr. Alfonso Forns, Moisés Bezchinsky, Dr. Salomón Ruda, Crisóstomo Soñez, Anselmo Jacob, Juan José Albornoz, Angel Abasto, Luis Volpe, Daniel Sione, Fernando Colomb.

Acompañaron en el acto al Dr. César Muro, el intendente arq. Darío Schneider; el Jefe de la Comisaría Crespo, Crio Lisandro Reyes; el Jefe del Destacamento de Municiones 121, Tte. Coronel Marcelo López, la directora de Desarrollo Social del municipio, lic. Vanesa Pusineri, los concejales Javier Fontana y Miguel Berns. Además de abanderados de las instituciones educativas locales, bomberos, personal del nosocomio, miembros de la Cooperadora, estuvo presente el autor del prólogo del libro de Oro, Orlando Britos.

Se excusó de asistir la ministra de Salud Pública de la Provincia, licenciada Sonia Velázquez y en el trascurso de la ceremonia se dio lectura a una carta y bendición del Papa Francisco y salutaciones de las escuelas Nº 105 y Nº 54.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here