Por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud el 19 de octubre se celebra mundialmente el día internacional de la lucha contra el  cáncer de mama, con el objetivo de crear conciencia y promover que cada  vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos  oportunos y efectivos. En nuestro país se producen 19 mil casos anuales de cáncer de mama, de los que 5.600 mujeres mueren por causa de esta enfermedad

El Jefe de Ginecología del Hospital Salaberry, Daniel Trovatto, sostuvo que es uno de los problemas más importantes para la mujer, no solamente porque se trata de un cáncer sino porque es el más frecuente y por los potenciales daños que representa para la paciente sobrellevar el curso de la enfermedad. Agregó que puede estar localizado en la mama pero a veces se produce la irradiación a la “vecindad”, pudiendo provocar metástasis también a otros órganos más lejanos.

“Con el tiempo se ha podido demostrar que hay una predisposición genética, logrando saber qué mujer tiene un 80% de posibilidad de contraer un cáncer la mama”, señaló. A tal punto que en el mundo muchas mujeres deciden después de los 40 años, teniendo la predisposición genética, extirparse las glándulas para evitar problemas a futuro. Un caso muy conocido fue el de la actriz norteamericana Angelina Jolie que tomó esta determinación. “Por suerte genéticamente podemos determinar un potencial futuro del desarrollo de la enfermedad”.

También en una época se lo relacionó a los anticonceptivos, actualmente ese producto tiene más de 70 años de vigencia y no tiene contraindicación con respecto a esta patología. Agregó que se indica que no se consuma anticonceptivos cuando se detecta la enfermedad.

Diagnóstico

En diálogo con Paralelo 32, Trovatto explicó que la incidencia va de los 35 a los 80 años con mayor frecuencia entre los 40 y 65.

La mujer que tiene activas las funciones ginecológicas tiene que hacerse un control anual, además, después de  cada menstruación hacer un autocontrol para verificar alguna dureza en la glándula. “La mujer se conoce y cuando palpa algo distinto debe consultar”.

En principio se realiza un examen físico, se le solicita que se haga una mamografía y una radiografía de tórax. Con respecto a la mamografía actualmente son de alta calidad. “Se puede ampliar una imagen del tumor de 1mm de diámetro, algo que antes no ocurría”. Posteriormente detectado el mismo, se hace una toma de muestra para la biopsia y otras pruebas complementarias de laboratorio que son muy valiosas.

Evolución

Hubo, a criterio de Trovatto, una evolución con respecto al tratamiento de la enfermedad, en los inicios se producían verdaderas mutilaciones porque con lo único que se contaba era con cirugías. Para tomar la decisión al momento de operar se hacen pruebas para evaluar el estado de los ganglios adyacentes. Con todos los elementos el especialista realiza la cirugía, de no ser necesario por la presencia de metástasis, es lo menos invasiva. Finalmente quedan como complemento radioterapia y quimioterapia, con el objetivo de atacar células malignas que todavía hubiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here