Foto: Diario El Sol de Concordia

Concordia (Entre Ríos).- Un grupo de funcionarios de la ciudad de Concordia, no respetó el pasado sábado 13 de junio la cuarentena por la pandemia del Covid-19 y participó de una fiesta de cumpleaños, con baile, trencito y fotos, que rápidamente fueron difundidas en las redes sociales y provocaron un escándalo.

Según informaron medios de esa ciudad, entre los presentes se encontraban la directora del Centro de Convenciones de Concordia, María Paz Bonelli, y la Jefa del Área Logística de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, Mercedes Pérez, junto con otros empleados municipales.

En las imágenes se puede ver a los presentes divertirse, agarrados entre ellos en un trencito y sin respetar medidas de distanciamiento social. Las fotos se difundieron y generaron repudio entre la comunidad.

Tras ello, el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, emitió un extenso comunicado que también compartió en su cuenta de Facebook. El funcionario confirmó que se trataba de dos empleadas municipales que incumplieron las normas de prevención e informó de qué modo respondió.

«Esta tarde me contacté con las funcionarias que aparecen en las fotografías y videos que circularon en las redes sociales – la Directora del Centro de Convenciones y la Jefa del Área Logística de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia – para pedirles su inmediata renuncia», indicó.

Asimismo, Francolini remarcó que las medidas llevadas adelante por el municipio «tienen la finalidad de preservar la salud de toda la comunidad». Por consiguiente, consideró que los funcionarios deben ser «portadores y ejemplo del mensaje de responsabilidad y compromiso».

El intendente dijo también que están evaluando la posibilidad de aplicar penalidades a los demás participantes del festejo.

Y concluyó: «El esfuerzo para salir adelante es de todos. Del mismo modo que nadie es inmune al Covid-19, nadie está exento de las reglas que establecimos para luchar juntos contra esta enfermedad. Seremos inflexibles en el cumplimiento de esta consigna».

Francolini autorizó el 8 de junio, mediante el decreto 654, las reuniones «familiares» de un máximo de diez personas, los días viernes, sábados, domingos y feriados, hasta la 01:00, pero no así las reuniones sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here