Victoria.- Por más que ahora casi todos los temas estén atravesados por el aislamiento social, las Amigas de la Perrera continúan su trabajo voluntario. En realidad, nunca se detuvieron. Hoy en la perrera hay aproximadamente cien perros de los que las voluntarias se ocupan.

Una de las responsables de Amigas de la Perrera es Stella Calderón. “La perrera no es la solución, no debería ni existir. Los perros tendrían que estar en casas con personas”, comienza.

Asimismo, cuenta que desde fines del año pasado la municipalidad redujo la cantidad de alimento que brinda a la perrera, por lo que los canes quedarían entre una semana a diez días sin comida. Sin embargo, aclara que, gracias a la colaboración de la gente, los animales pueden comer todos los días y cubrir esos espacios.

“Nosotros no podemos comprar dos bolsas de alimento por día, somos voluntarias”, añade. “De todas formas, entendemos la situación de la municipalidad. Es delicada para la gente, así que también lo va a ser para los perros, en ese sentido es entendible”, continúa.

A lo largo de la charla Stella repite un concepto: “Tenencia responsable”. Opina que si bien la municipalidad no debe mirar hacia otro lado respecto a la problemática, también la gente debe ser responsable de sus mascotas, ya que si la gente no abandonara perros no habría problemas que solucionar.

No obstante, señala la importancia de contar con un veterinario municipal. Pero ve esto lejano, ya que, debido a la situación de problemas económicos que está atravesando la municipalidad, duda que contraten a un veterinario.

“La solución son las castraciones. Si no se castra no vamos a solucionar nunca el tema. Ni siquiera se trata de una cuestión de concientizar a la gente, porque ya lo está. El asunto es que hay gente mala que no le importa abandonar perros en la calle”, sostiene.

“Nosotras nos hacemos cargo de muchos perros que encontramos. De hecho, tenemos una cuenta de veinte mil pesos y eso se lo tenemos que pagar al veterinario. Nos las rebuscamos de distintas formas para recaudar, yo estoy haciendo artesanías”, cuenta.

“Como no hay veterinario municipal, además nos hacemos cargo de los perros de la perrera que se enferman. Es decir, cada problema que haya ahí dentro lo tenemos que solucionar nosotras”, dice.

La representante de Amigas de la Perrera explica que necesitan silobolsa, con las que construyen cuchas impermeables. Además, necesitan cercos para utilizar. “Lo que más nos interesa es que la gente se acerque y adopte”, añade. Respecto a esto, aclara que antes de dar en adopción a un perro averiguan si el dueño puede llevar adelante una tenencia responsable del animal.

Los que quieran comunicarse con Amigas de la Perrera para colaborar con materiales u otro tipo de ayuda pueden hacerlo mediante su página de Facebook colocando en el buscador: “Amigas de la Perrera”. Por último, Stella remarca la importancia de la tenencia responsable y de la continuidad en las castraciones para solucionar el problema de los perros abandonados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here