El tereré, bebida ancestral guaraní, y la práctica que acompaña su preparación en Paraguay fueron declarados el martes patrimonio cultural intangible de la humanidad, en el primer reconocimiento de este tipo para el país.

El titular de la secretaría de Cultura paraguaya, Rubén Capdevilla, informó que la UNESCO aprobó la propuesta presentada hace algunos meses por el país de incluir en esa categoría las «Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la cultura de Pohã Ñana».

«Nos llena de orgullo obtener por primera vez este reconocimiento mundial, para una manifestación cultural nacional que traspasó generaciones y continúa vigente hasta nuestros días», dijo Capdevila en Twitter.

El tereré en Paraguay se prepara mezclando agua helada con «pohã ñana», que son hierbas medicinales trituradas en un mortero. Se sirve en un vaso cargado de yerba mate y se succiona con una bombilla por lo general metálica, al igual que el mate rioplatense.

En Asunción y otras ciudades paraguayas es común ver en las esquinas a hombres y mujeres con mesas estrechas llenas de hierbas que machacan en morteros de madera para sus clientes. Las hierbas tienen beneficios para la salud vinculados a la sabiduría popular.

La UNESCO dijo en su sitio en internet que el tereré y la cultura del pohã ñana se han transmitido en las familias paraguayas desde el siglo XVI aproximadamente, al igual que los conocimientos sobre los atributos curativos de las hierbas y su uso correcto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here