Paralelo 32 (Colaboración Carina Haberkorn).- La dermatóloga Valentina Coassolo, nos habla de la necesidad de proteger la piel de los rayos solares no solo en verano sino durante todo el año, prevenir siempre con buenos protectores cada vez que estamos al aire libre.

“El enrojecimiento de la piel constituye una quemadura solar, ya que al hacer una biopsia encontramos en esa zona que las células están deformes, hinchadas, despegadas (las células están quemadas) por eso se dice que la piel tiene memoria porque el sol que tomamos desde los 8 años (nos flechamos), se manifiesta en signo de daño a partir de los 30 o 40 años. Además, la piel es el órgano mas grande que tenemos y tiene su propio sistema de defensa, el sol puede deprimir nuestro sistema inmunológico y los alergenos (sustancias químicas y medioambientales) penetran con mayor facilidad y hacen que perdamos mayor agua a través de nuestra piel. La piel además actúa como una gran barrera es como una “pila de ladrillos” (células) y la mezcla que está entre ellos es la sustancia intercelular compuesta por aceite y agua. Los niños tienen esa barrera inmadura por eso lo ideal es no exponerlos hasta los 8 meses, lo mismo ocurre con los adultos mayores cuya barrera comienza a deteriorarse y deben resguardarse un poco más.

Las radiaciones ultravioletas (UVA, UVB, UVC, luz visible) penetran las diferentes capas de la piel causando desde envejecimiento cronológico con pérdida de elasticidad hasta arrugas manchas, lesiones rojas y escamosas (lesiones precancerosas).

Los fototipos de piel claros (las personas que se queman y nunca se broncean) son las más afectadas, no así los oscuros que tiene más melanina (que es un protector natural), pero aun así deben resguardarse de otros efectos A pesar de los cambios en el medioambiente, la capa de ozono, filtra las radiaciones malas, pero no todas (luz visible, luz azul en las casas y oficinas al igual que las pantallas, computadoras y celulares). Las Asociaciones Dermatológicas de todo el mundo prohíben el uso de camas solares”.

Cuidado con los niños

A los niños a partir de los 8 meses es recomendable la utilización de ropa blanca con trama cerrada, gorrita con unos 10 cm de alero y con una pantalla solar física que es esa que queda de color más blanca al aplicarla. El resto puede usar protectores de acuerdo a su fototipo  y a la comodidad (estética) vienen en spray continuo, emulsiones, cremas y de acuerdo a la actividad al aire libre o trabajo que realicen, (protectores resistentes al agua y al sudor). Los fototipos claros necesitan protección 50+ los demás con 30+ es suficiente y se debe renovar cada dos horas. No olvidar cubrir los pabellones auriculares y ojos, a través de los cuales también penetran las radiaciones y nos generan daños a largo plazo.

Los adolescentes ya pueden usar otro tipo de protección en la piel, de acuerdo al “ fototipo de piel” . Siempre usar gorro y recordar renovar el protector cada 2 horas, existen los que son resistentes al agua que también se los puede elegir.

-¿Los adolescentes que tienen alguna lesión propia de la edad tienen que tener algún tipo de cuidado especial o extra?

– Si, hay tratamientos para el acné que no se suspenden en verano, deben usar más emoliencia, más humectación por día y hacer más protección solar, porque después del verano vienen los “rebotes”, el sol es antiinflamatorio pero luego aparecen los “comedones“,  por eso es aconsejable no suspender los tratamientos durante el verano.

En cuanto a los adultos mayores, la protección solar sobre todo de la gente que trabaja en el campo, los que trabajan expuestos, yo lo que recomiendo es colocar en un atomizador, te de manzanilla y que limpien la piel con un algodoncito además de renovar el protector cada 2 horas, que usen sombrero tapando el pabellón auricular, usar mangas largas, incluso ya hay ropas con protección solar, pero es muy costosa, entonces recomendamos colores claros. Transportistas y viajantes, los deben recordar  que a pesar de ser polarizados los vidrios se han hecho estudios en Estados Unidos y no protege un 100 %, se ha comprobado que el lado de la cara más expuesta es mucho más amplio el daño de ese lado que del otro,  así que  también deben  usar protección solar. En cuanto a la gente que tiene múltiples lunares, pieles claras que son propensos a  desarrollar lesiones precancerosas, que son lesiones rojas, escamosas, en lo posible que eviten la exposición al sol, poquitas horas como para sintetizar un poco de vitamina D para poder absorber el calcio que también es importante, también el sol un poquito al día genera bienestar. Todas las superficies reflejan  en nuestra piel. Hay gente que cree no estar expuestas pero cuando van al supermercado, cuando cuelgan la ropa, cuando van hasta el centro y vuelven, eso ya es suficiente para generar una quemadura, por eso  “no salir sin protección solar , eso es lo más importante“.

-¿A qué lunares hay que prestarles mayor atención?

-Hay que observarse en el espejo de espalda, de frente, pedirle a algún familiar que observe. Generalmente el lunar presenta algún cambio. El cáncer no necesariamente se inicia desde un lunar, puede comenzar con un tumor desde el comienzo, en la piel puede observarse un cambio en el color, tamaño, cambio en los bordes que se hacen más irregulares, un grosor en el centro de  la superficie, puede haber cambios en el color, rosa, azul, blanco, empieza a picar, empieza a doler, puede empezar a sangrar o bien puede no parecerse a ninguno de los otros lunares, entonces hay que hacer una consulta pero no para chequear solo ese sino todos los lunares una vez al año, y en pacientes con antecedentes de melanoma se tiene que chequear toda la familia porque hay una carga genética para el melanoma, tienen que seguir haciendo un control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here