El sistema de energía solar, una opción cada vez más presente

0

Victoria.- La utilización de  la energía solar o renovable –como es conocido– tiene innumerables ventajas desde el punto de vista ambiental y económico, pero significa una inversión que debe tener correlato con el tiempo en que recupera la misma.

Consultamos a  Carlos Torres, quien desde hace muchos años trabaja en el rubro y reseña los aspectos más salientes del sistema.  

En principio, además de los beneficios descriptos, es una solución para utilizar en lugares donde no llega la energía,  como ocurre en la zona rural o en las islas donde es cada vez más utilizada, aunque también pueden recurrir a equipos electrógenos.

En una vivienda familiar se pueden utilizar de dos formas, una es la térmica que sirve para calentar un fluido (agua) que se utiliza habitualmente como un termotanque, y la fotovoltaica que sirve para generar electricidad con múltiples usos, similar al  servicio que brinda Enersa.

Esta última se puede utilizar de dos maneras, una cuenta con paneles, un banco de batería (of grid) y desde estas últimas tiene energía permanente.

El otro es un sistema híbrido (on grid), que a la energía que recibe de los paneles la traduce a 220 Kw y la entrega al domicilio (también tiene baterías chicas con poca incidencia) a través de un transformador (inversor). Lo práctico es que este aparato está conectado con la red de  Enersa. Es decir que tiene dos fuentes, de energía solar por un lado  y de la red por otro. Para dar un ejemplo práctico, si  el equipo solar produce 10 unidades y a la familia le alcanza para todo lo que se mueve con energía (luz, electrodomésticos, entre otros) toma esta fuente, pero si hay días de lluvia nublados y los paneles solamente entregan 5 unidades, las otras 5 que necesita la casa, las toma de la red eléctrica. Por otra parte no hay que realizar ningún trámite en la prestadora de energía provincial, porque estos aparatos en forma inteligente van dejando pasar una u otra fuente según las necesidades, como explicamos anteriormente.

Costos y casos puntuales

En diálogo con Paralelo 32, Torres comentó que  para instalar un sistema de este tipo la familia debe contar con un espacio importante para la colocación de paneles. El costo para el sistema hibrido oscila en los 400 mil pesos, los proveedores no cuentan con ningún tipo de financiación propia, solamente los  planes Ahora 12/24  con tarjeta de crédito o tomando una financiación bancaria.

Para ilustrar este informe los ejemplos son importantes. Explicó el entrevistado que fue consultado hace un tiempo para instalar un equipo de estas características en una carnicería. El sistema para asistir a todo el consumo contaba de 32 paneles (2mx1) con un costo en todo concepto, con mano de obra incluida, estimado en 1 millón de pesos.  En esa época el titular del negocio pagaba facturas de servicio eléctrico por  52 mil pesos mensuales, lo que implicaba que en 1 año y medio podía amortizarlo. “Es un  negocio que  trabaja de día, al momento de abrir las puertas recibe energía que asiste a equipos de frío e iluminación y si no alcanza lo toma de la red provincial”.  También comentó Torres que cuando se trata de una pyme o pequeñas empresas la inversión es mayor,  pero el recupero es más rápido.   

El  termotanque solar es lo que más se comercializa. A opinión del técnico, comúnmente una familia tipo gasta 1 tubo de gas mensualmente para calentar agua (uso cocina y calefón) que actualmente se ubica en los 5.500 pesos, lo que representa un gasto anual 66 mil pesos.

Un termotanque solar cuesta 94 mil pesos, lo que significa que se recupera en aproximadamente 18 meses, aunque se debe agregar un 20 % de gasto. “Esto tiene ventajas económicas importantes porque es muy bajo el gasto de mantenimiento”, remarcó.

Instalación y mantenimiento

Para el caso del termotanque, tiene entre mano de obra y materiales alrededor de 18 mil pesos que se suman a los 94 mil del aparato.

Con respecto al sistema hibrido que tiene un costo de 400 mil pesos, los gastos varían según el lugar y otros requerimientos, pero en general se calcula un 20 % más, sumado al  costo de las baterías.

El mantenimiento del termotanque consiste en revisaciones una vez al año para comprobar el estado de la barra de “sacrificio” (capta impurezas) que lleva en el interior (mantenimiento que también se hace a los calentados a gas) y la resistencia, en función del trabajo y termostato. Pero según Torres es un gasto mínimo. El mantenimiento es un poco más costoso  en zona rural por tratarse de agua salada.

Para el sistema híbrido, si no tiene batería prácticamente no tiene mantenimiento, se pueden limpiar los paneles cada tanto, pero vienen preparados para soportar inclemencias climáticas  e inclusive son antigranizo.

Zona rural

Según nuestro entrevistado, en el campo los molinos tienden a desaparecer porque las bombas se van a accionar con energía solar en lugar de eólica. Agregó que el mantenimiento en este último caso es importante, además se trata de estructuras vetustas con muchos años de funcionamiento, por otra parte han quedado pocos técnicos especialistas en reparar molinos en nuestra localidad y se dispone de menos personal en el campo.

En contraposición, el equipo necesita los paneles solares, un transformador y el mantenimiento es prácticamente nulo. El panel alimenta la bomba (220 kw) y la hace funcionar. Además no necesita batería y cuentan con una entrada para el grupo electrógeno cuando se trata de un día nublado.

También los productores rurales tienen mucha experiencia y hace años que se usa para energizar  alambrados eléctricos (boyeros). La otra tendencia es la climatización de piletas de natación, con el mismo sistema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here