Por Melisa Murialdo

Redactora de Contenidos e Infografía
Contadora Pública Analista Región Latinoamérica

Desde el comienzo de la cuarentena por la pandemia de COVID ha cambiado la incidencia de los delitos habituales y en cuanto al de robo de vehículos, los mismos se han reducido en un 50 por ciento durante los meses de impacto económico inicial de la misma (marzo-julio 2020).

Los datos de la Dirección Nacional de Registros Nacionales de la Propiedad Automotor y Créditos Prendarios (DNRPA) indican que el aislamiento social, preventivo y obligatorio logró una fuerte reducción en los robos vehiculares. En abril se alcanzó el piso con una baja del 73% interanual y sólo 824 denuncias, aunque en mayo la cifra se disparó a 1.742 y se ha mantenido relativamente estable desde entonces, aunque según los reportes de Google, la movilidad se mantenga alrededor del 50%. Es así que, durante julio de 2019 hubo 3.103 denuncias por robos de vehículos, mientras que en el mismo período de este año se registraron solamente 1.716.

Los robos de autos no son una modalidad nueva. Este delito ha ganado popularidad desde principios de siglo alcanzando su punto más alto en el primer lustro de la década. En 2019 hubo casi 36.000 hechos de este tipo. Dicho de otra forma, se robó un auto cada 15 minutos en el país. La DNRPA anunció que este tipo de robos se da con mayor frecuencia en vacaciones de verano e invierno.
El 80% de los hechos se dan en el Área Metropolitana de Buenos Aires con la provincia a la cabeza que suma el 68% del total.

Jurisdicciones con mayor cantidad de robo de vehículos
(valores como porcentaje del total general)

1- Buenos Aires (68%)
2- Ciudad Autónoma de Buenos Aires (15%)
3- Córdoba (7%)
4- Santa Fe (4%)
5- Mendoza (4%)

Modelos de Autos Más Robados en Argentina

Volkswagen Gol
Volkswagen Gol Trend
Renault 9
Volkswagen Fox
Fiat Fiorino Fire
Chevrolet Corsa
Fiat Uno Fire
Ford Ka
Volkswagen Voyage
Chevrolet DP Classic

Ajustados por población, la Ciudad toma el primer lugar con 182 robos vehiculares por cada 100.000 habitantes, seguida por la provincia de Buenos Aires con 152 y Mendoza con 84. En el otro extremo están Salta y San Juan con tan solo 2 robos por cada 100.000 habitantes.

Jurisdicciones con mayor cantidad de robos de vehículos por cada 100 mil habitantes

1- Ciudad Autónoma de Buenos Aires (182)
2- Buenos Aires (152)
3- Mendoza (84)
4- Córdoba (74)
5- Santa Fe (41)

El negocio detrás de los robos de vehículos

Si bien los delitos de este tipo se cometen por distintas razones y muchas veces la intención es hacerse de los recursos necesarios para poder continuar con el accionar delictivo, una de las más populares es el desguace y venta ilegal de las autopartes.

En 2016, distintas estimaciones indicaban que sólo en Provincia y Ciudad de Buenos Aires se vendían 1,5 millones de autopartes ilegales con precios hasta 40% más bajos que en el mercado formal.

Dada la extensión del problema, muchas provincias han adherido al grabado de autopartes como mecanismo de trazabilidad para desincentivar el mercado negro. Las regiones que emplean esta modalidad actualmente son Córdoba, San Juan, Mendoza, Provincia de Buenos Aires y CABA. El reglamento es obligatorio para todo tipo de vehículo, sea 0km o usado, y es controlado por el Registro de Verificación de Autopartes. En el caso de los autos, el grabado se realiza sobre el lateral externo de todas las puertas, la parte interior y superior del capot y del baúl. En el caso de los cristales, se realiza sobre el parabrisas delantero y los cristales laterales. En motos y ciclomotores se debe realizar, al menos, en tres lugares. El código que se imprime es un número único que permite la identificación de las piezas y su seguimiento para chequear que el origen sea lícito, gracias a lo cual la Policía puede consultar en sus teléfonos si el vehículo tiene un pedido de secuestro.

El tamaño del comercio ilegal hace de esta actividad una de las más redituables. Si bien no hay datos exactos, las autoridades estimaban en 2018 que movía entre 4.500 y 5.000 millones de pesos mensuales y que el 30% de los delitos de este tipo termina con víctimas fatales o heridas.

A fines de 2019 se realizó uno de los allanamientos más grandes del último tiempo conocido como “Operación Leyendas” que terminó con 35 imputados en distintos lugares del país. La banda tenía base en Córdoba, pero formaba parte de una red de comercio a gran escala que se extendía a 5 provincias y Bolivia. Dentro de los imputados había mujeres y varios conocidos ex deportistas. El caso es un ejemplo de lo complejo que puede llegar a ser el accionar de las bandas dedicadas a esta actividad ya que suele estar entrelazada con la venta ilegal de drogas y el lavado de dinero. Además, algunos de estos grupos delictivos desplazan la mercadería a naciones vecinas como Paraguay y Brasil donde desarman los vehículos o los preparan directamente para su comercialización.

A pesar de la gran disminución durante el 2020 de la actividad delictiva asociada al robo de vehículos en el país, combatir este tipo de delito debería continuar siendo uno de los principales focos del Ministerio de Seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here