Victoria.- Las prestaciones relacionadas a la salud, representan un sector donde más se hizo sentir el impacto de la pandemia a nivel internacional. El casi centenario Policlínico Victoria es el único centro de asistencia privada que tiene nuestra ciudad que cuenta con una atención integral e internaciones. Al respecto al titular de Policlínico Victoria SA, Carlos Garbelino reseñó el complicado panorama por el que están pasando.

El mencionado nosocomio y Emevic fueron declaradas por el Estado como actividades esenciales, tienen que atender en forma permanente y el primer problema que se les presentó fue la licencia del personal en riesgo. Así, de acuerdo a lo que manda el protocolo, dejaron de prestar servicios 5 enfermeras que tuvieron que ser reemplazadas.

“No tenemos ninguna ayuda directa de ningún tipo y todas las erogaciones son producto del trabajo del sanatorio”. Agregó que en cualquier acto médico se cuenta el honorario, que es propiedad del profesional, y la prestación del centro médico que es lo que maneja el Policlínico. Con estos ingresos se debe cumplir con el pago de sueldos, aportes, tributos a todo nivel, proveedores, fármacos, insumos médicos, limpieza, ración para internos, luz, gas y teléfono, entre otros.

“De cada 100 pesos que ingresan al sanatorio, 70 son destinados a sueldos y leyes sociales”, dice Garbelino, y con el 30 % restante deben asumir todos los costos. Han conformado una sociedad anónima, categorizada como pyme, que nunca repartió dividendos. En sueldos solamente se gasta 2,1 millones de pesos mensuales, con 42 empleados directos y 6 monotributistas, con actividades específicas, según su director, es la cuarta empresa privada en cantidad de empleos detrás del Municipio, Casino y Epuyen.

Prestaciones

Durante la cuarentena tienen prohibido, por disposición nacional, provincial y de obras sociales, realizar práctica médica programada (estudios, internaciones y cirugías). Según el directivo esta situación impacta entre un 30 y un 40 % de la facturación. “Esto complica en forma importante el pago del gasto operativo del sanatorio, incluyendo sueldos”.

A criterio de Garbelino, el impacto de la pandemia ha sido tan importante que la gente tiene temor a entrar a un centro médico, en consecuencia si tiene un turno por una práctica especial, no la hace. “La caída en la recaudación es muy importante”.

Infraestructura

Aseguró que el Policlínico se preparó para la pandemia y habilitaron una nueva estructura, se trata de un edificio recién construido contiguo al sanatorio, que tiene consultorios (por calle Bartoloni), que fue cedido en forma gratuita a la sociedad por los doctores María Luisa y Guillermo Albornoz. Esto posibilitó que toda la atención de consultorios externos se realice en este último y el Policlínico quedó acondicionado para atender en forma exclusiva casos de Covi19. Disponen de 7 habitaciones que se pueden albergar hasta 14 camas. A esto se suma espacio especial dotado de mayor complejidad que tuvieron que adquirir, además de camas, aparatología adecuada, para asistir a los pacientes con mayores complicaciones.

También tuvieron que comprar todos los elementos de bioseguridad, lo que calificó como muy importante. “Si un empleado nuestro se contagiara sería una catástrofe, porque se verían obligados a cerrar en forma parcial o total el sanatorio, lo que sería muy grave para nuestra ciudad”.

Atención

Para atender a un paciente con coronavirus, de acuerdo a lo determinado por la Organización Panamericana de la Salud, se necesitan por día 25 camisolines, 25 barbijos quirúrgicos, 50 pares de guantes, 25 pares de botas de uso sanitario.

Lamentó que todos estos insumos hayan tenido un incremento, en algunos casos de hasta 2 o 3 veces más de lo que se pagaba hace poco tiempo.

Si esta medida se multiplica por 8 o 10 pacientes que llegan con Covi 19, el costo es altísimo.

Ayudas

Con respecto a las ayudas, agradeció el aporte de elementos de seguridad para el personal que realizó la Sociedad Rural, AMET aportó máscaras, la hija y un nieto de un médico fundador del Policlínico hizo una donación para la compra de camas.

El gobierno nacional otorga beneficios para pymes que reúnan ciertas condiciones, se tenía que demostrar que la facturación era menor que el mismo mes del año pasado, a pesar del 50 % de inflación, se encuadraron y lograron ingresar. Para el personal de planta inscripto aportará un monto equivalente el 50 % del sueldo nominal, por abril. También hay una quita de lo que se debe pagar en concepto de aporte patronal, por el mismo mes.

La provincia reconoció un descuento del 50 % del consumo de luz. Un proyecto de ordenanza ingresará al Concejo Deliberante eximiendo el pago de Tasas mientras dure la cuarentena, que es una cifra importante.

En diálogo con Paralelo 32, Garbelino planteó sus dudas, porque a pesar de esta ayuda será muy difícil cumplir con todos los compromisos. Aseguró que esto representa un gran esfuerzo, muy alejado de los temas económicos, porque en estas circunstancias quieren brindar la mejor respuesta a una comunidad que siempre apoyó al Policlínico. Además destacó la labor que llevan cabo enfermeras, personal de servicios y especialmente un grupo de profesionales jóvenes que desempeña su labor con una notable responsabilidad.

Obras sociales

La falta de pago en término de las obras sociales es una constante, y con respecto al Iosper, una de las prestadoras más importantes, actualmente mantiene una deuda con las clínicas y sanatorios de la provincia estimativamente de 100 millones de pesos. Además Iosper tiene todas las patologías por módulos, si hay un caso específico de una vesícula que se complica, lo que representan más días de internación y análisis u otro requerimiento, esta obra social solamente paga el módulo correspondiente.

También hizo referencia a una obra social sindical muy importante –que prefirió no nombrar– que adeuda prestaciones desde octubre, después de muchas gestiones lograron -hace unos días- que abonara ese mes y noviembre, pero queda un saldo pendiente por todo el período hasta la fecha.

Con respecto a PAMI, tiene un método muy particular, paga por cápita y mensualmente, pero los montos están muy por debajo de los que en realidad tendrían que pagar, para cubrir todas las prestaciones del sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here