Victoria.- Victoria al Piano es un ciclo musical que comenzó por iniciativa del pianista Laureano Bruno. El músico quería arreglar el piano Steinway de la Agrupación Cultural y, para esto, decidió realizar una seguidilla de encuentros musicales con artistas invitados de otras ciudades y provincias.

Poco a poco el evento fue ganando popularidad y permanencia. Obtuvo el apoyo de músicos (cada vez más pianistas se sumaban), de privados (distintos sectores colaboraron) y, finalmente, del Estado. Lo que empezó siendo un ciclo para restaurar un instrumento se volvió una movida cultural que se extendió, también, al Quinto Cuartel.

Lo que permitió que Victoria al Piano consiguiera la suma final para reparar el instrumento fue la ayuda de la Secretaría de Desarrollo Social de la provincia. Esta semana nos enteramos que la restauración del piano, cuya maquinaria estaba siendo trabajada por el luthier Carlos Neri, ha finalizado. Sólo resta que la traigan de Buenos Aires.

En este sentido, Laureano le dijo a Paralelo 32 que el luthier vendrá a la ciudad luego de realizar todos los trámites correspondientes y siguiendo los protocolos de seguridad correspondientes ante la pandemia. “La maquinaria del piano fue restaurada a nueva. Neri hizo, prácticamente, un trabajo de relojería”, contó el pianista y creador del ciclo.

Cómo sigue…

Llegados a este punto, Victoria al Piano está lejos de concluir. Si bien el instrumento ya está en condiciones, esto es un incentivo para continuar y no para finalizar. Es decir, ahora la ciudad cuenta con un instrumento adecuado para realizar recitales.

En este marco de aislamiento social Laureano buscó una alternativa. El ciclo continuará de forma virtual. “Le pedí a los pianistas que han participado del ciclo que me envíen videos de ellos tocando una piza. Muchos me confirmaron”, dijo.

Uno de los intérpretes que, además de confirmar, le envío material a Laureano fue el reconocido Alexander Panizza. Asimismo, una vez que cuente con una buena cantidad de obras, ese contenido se irá publicando en la página de Facebook Victoria al Piano.

“No queremos que se detenga la actividad cultural generada por Victoria al Piano. Encontramos esta forma virtual de continuar”, añadió. También, agradeció la continua colaboración de los músicos de distintas partes del país, que siempre se mostraron prontos a colaborar.

Asimismo, explicó que, una vez colocada la maquinaria al mueble del piano, faltará que éste se asiente. “Los paños y las cuerdas del instrumento están nuevas. Cuando se hacen cambios tan grandes hay que tocar mucho el piano para descubrir su verdadera sonoridad”, desarrolló.

En definitiva, el ciclo que comenzó por iniciativa de un músico, encontró su continuidad gracias al acompañamiento del público y los privados, y vio completado su desarrollo por la ayuda del Estado, continuará. En este momento, lo hará de forma virtual, como ya nos hemos acostumbrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here