El Papa Francisco ordenó la expulsión del estado clerical de un sacerdote argentino denunciado por abuso sexual de menores.

Se trata del excura Daniel Omar Acevedo, acusado en 2016 por un joven de 23 años, quien dijo haber sido víctima del referente religioso cuando tenía entre 15 y 17 años.

Según informó el miércoles la agencia Télam, la decisión fue confirmada con «gran vergüenza» por el obispo de las provincias sureñas de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Jorge García Cuerva.

En una carta pública dirigida a los fieles, García Cuerva señaló: «Debo informar que el papa Francisco, el pasado 31 de mayo, ha decretado la dimisión por pena de Daniel Omar Acevedo; por lo que ha perdido los derechos propios del estado clerical, se lo ha dispensado de sus obligaciones sacerdotales y el celibato, y queda excluido del ejercicio del orden sagrado».

En el texto, el obispo sostiene que la decisión, que ya fue comunicada tanto al implicado como a los denunciantes, es «suprema e inapelable». Y agrega: «Nos unimos en la oración comunitaria»

Acevedo ya había sido expulsado del estado clerical luego de que el ahora exsacerdote fuera encontrado culpable de los hechos denunciados en un proceso administrativo de la Iglesia Católica.

Sin embargo, el acusado apeló la decisión y por ello su expulsión definitiva quedó a cargo del Vaticano. Finalmente, el Sumo Pontífice resolvió la dimisión de Acevedo.

Paralelamente, se desarrolla una causa en la Justicia Penal por la denuncia de abuso, cuya resolución continúa pendiente. El exsacerdote expulsado por la Iglesia continuará en libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here