El papa Francisco criticó este miércoles 16 de octubre la “distorsionada relación” existente “entre la comida y la nutrición”, en un mundo que sufre de malnutrición en algunas áreas y de obesidad en otras”.

En una carta enviada al director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, el Papa llamó a cambios de estilos de vida y dietéticos para enfrentar esta paradoja.

Francisco atribuyó el problema a la mentalidad de ganancias a toda costa de la economía mundial.

La comida está dejando de ser un “medio de subsistencia para convertirse en una avenida de destrucción personal”, señaló el pontífice.

El Papa señaló que aunque la obesidad era antes un problema del mundo desarrollado, ahora está causando estragos en los países pobres, donde existe un aumento de los casos de diabetes, problemas cardiacos y trastornos como anorexia y bulimia.

Esto implica que “820 millones de personas en el mundo sufren de hambre” mientras que casi “700 millones tienen sobrepeso, víctimas de hábitos dietéticos deficientes”, dice la carta.

“Los problemas de nutrición solo pueden combatirse cultivando estilos de vida inspirados en la gratitud por los dones que hemos recibido y la adopción de un espíritu de templanza, moderación, abstinencia, control y solidaridad”, sentenció el papa Francisco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here