El Gobierno será «severo» e «inflexible» para que se cumpla la cuarentena. Así lo manifestó el presidente Alberto Fernández , quien se reunió hoy con gobernadores en la residencia de Olivos. Tras el encuentro, en conferencia de prensa, declaró la cuarentena total hasta el 31 de marzo, una medida que busca evitar la expansión del coronavirus Covid-19 dentro del país.

«En toda la Argentina, a partir de las cero horas, deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio todos los argentinos y las argentinas. Nadie puede moverse de su residencia», dijo Fernández.

«Estamos cuidando la salud de los argentinos. Dictamos esta medida pensando en que los efectos económicos sean lo menor posibles. Hasta las 00 del 31 de marzo. Adelantamos el feriado del 2 de abril para el 30 de marzo. Y declaramos el feriado puente para que todos nos quedemos en nuestras casas para evitar trasladar el virus de persona a persona», agregó.

Sin embargo, hay «situaciones permitidas» para salir de la casa. «Todos deben permanecer en sus casas y podrán salir para hacer lo necesario y seguir viviendo su vida habitual. Seguirán teniendo los negocios de cercanía abiertos, podrán ir a almacenes, supermercados, a las ferreterías, a las farmacias», dijo el mandatario.

Quienes rompan la cuarentena serán acusados de delito contra la salud pública. Se procederá, entonces, a su detención y secuestro de vehículo en el caso de que el infractor se mueva por esa vía. Como dijo Fernández: «Entiéndase que, desde las 00, la Prefectura y Gendarmería, la policía federal y las provinciales estarán controlando quién circula por la calle. Aquel que no pueda explicar qué hace en la calle se verá sometido a las sanciones que el Código Penal prevé para quien viola las normas».

» Vamos a ser inflexibles. Es una medida excepcional que tomamos en el marco de lo que la democracia permite. Espero que haya mejores momentos en los cuatro años que me quedan como presidente», indicó.

» He pedido a todos los gobernadores la máxima severidad. Vamos a ser severos porque la democracia nos los exige», dijo.

«Hemos definido formar un gabinete federal para resolver un problema que ha surgido, que es un problema económico. La economía se va a ralentizar, vamos a tener menor recaudación y más problemas fiscales», agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here