El oficialismo cedió y hubo consenso con JxC para aprobar el acuerdo con el FMI

0

Luego de muchos idas y vueltas, el Frente de Todos cedió a todas las pretensiones de Juntos por el Cambio para modificar el articulado de la ley y sellaron un acuerdo para avalar hoy en comisiones un dictamen de consenso sobre el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y sesionar mañana por la tarde en la Cámara de Diputados.

Cuando se retome el cuarto intermedio del plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas esta misma noche, quien preside la reunión, Carlos Heller, anunciará el entendimiento del oficialismo con la oposición, y se procederá a la firma de un dictamen único. Poco después, la convocatoria a la sesión de mañana ingresará por la mesa de entradas de la cámara.

En línea con lo que exigía la oposición, el proyecto se limitará a la autorización al Poder Ejecutivo para que realice «operaciones de crédito público» con el FMI, en el marco de un acuerdo de facilidades extendidas.

Y fundamentalmente el oficialismo se allanó a la condición que había planteado Juntos por el Cambio de quitar los anexos que referían al programa de políticas económicas para cumplir con las metas comprometidas con el organismo internacional. También el Frente de Todos aceptó sacar los fundamentos del proyecto, en los cuales se cargaba las tintas sobre la responsabilidad del Gobierno de Cambiemos en la operación de endeudamiento del 2018 que trajo nuevamente al FMI a la Argentina.

El artículo uno del proyecto quedaría redactado de la siguiente forma, según el borrador al que pudo acceder NA: «Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el ‘Programa de Facilidades Extendidas’ a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación de los vencimientos del “Acuerdo Stand By” oportunamente celebrado en 2018 y el fortalecimiento de las reservas internacionales».

En los últimos días, el acuerdo estuvo trabado en Diputados y el proyecto corría serio riesgo de naufragar dado que Juntos por el Cambio se resistía a acompañar en las términos en que la norma estaba redactada. Por si fuera poco, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, no contaba siquiera con la unanimidad del voto oficialista, a raíz del rechazo de La Cámpora de Máximo Kirchner y del Frente Patria Grande de Juan Grabois.

Estos sectores internos de la coalición oficialista se manifestaron en discrepancia con lo que interpretan como una entrega de la conducción económica a un poder transnacional ajeno, que exige un programa condicionalidades inaceptables, configurando un «cogobierno» que viola flagrantemente el contrato electoral al que el Frente de Todos se comprometió en 2019.

Así las cosas, y pese a que la letra del proyecto no quedó plasmada como pretendía el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien se había empecinado en la inclusión del programa económico en el texto de la ley, el Gobierno se asegura la media sanción en Diputados del acuerdo que tiene en vilo a los mercados, luego de días de zozobra en los cuales el tiempo seguía corriendo y el fantasma del default emergía cada vez como una posibilidad concreta y latente.

Además, el acuerdo evita un escenario de batalla campal con final abierto como se presumía que iba a plantearse en el recinto, con un oficialismo contando los votos hasta el final sin la certeza de un resultado favorable, y la posibilidad de que Juntos por el Cambio pudiera incluso imponer su dictamen de minoría.

En la mesa de negociación, se acordó excluir la palabra «refinanciamiento» del artículo uno, ya que la alianza opositora insistía en que no se trataba de una reestructuración de la deuda contraída por Mauricio Macri en 2018 sino en la toma de nueva deuda por 45.000 millones de dólares.

Al respecto, en la coalición opositora recordaban que el Gobierno ya había pagado 5.000 millones al organismo internacional, por lo que un nuevo programa «stand by» por un monto equivalente equivalía a un excedente de 5.000 millones destinados al fortalecimiento de las reservas del Tesoro.

La decisión se alcanzó luego de una jornada frenética de negociaciones tras bambalinas que se llevaron adelante mientras los diputados sesionaban en el plenario de comisiones, y que tuvo como protagonistas de un lado a Massa y al jefe de la bancada oficialista, Germán Martínez, y del otro a las autoridades de los bloques de Juntos por el Cambio.

A últimas horas de esta tarde, los bloques de la oposición recibieron la propuesta del oficialismo con satisfacción y luego validaron el acuerdo en la Mesa Nacional del frente.

Por su parte, Massa mantuvo contactos permanentes con el presidente Alberto Fernández, a quien fue notificando sobre la evolución de las negociaciones.

Según supo NA de altas fuentes del interbloque Federal, ese espacio también se plegará al acuerdo, y lo mismo hará el interbloque Provincias Unidas.

El Frente de Izquierda y los cuatro diputados libertarios rechazarán el proyecto, y se desconoce cómo terminarán votando los diputados kirchneristas que responden a Máximo Kirchner y a Juan Grabois.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here