El nombre de Miguel Clotet quedará para siempre en la Banda Municipal

0

Nogoyá.- Desde el Concejo Deliberante se realizó el pasado martes 30 de noviembre la imposición de nombre a la Banda Municipal de Música, proyecto que fue votado por unanimidad.

Desde ahora la formación musical llevará el nombre de Miguel Clotet, un integrante de la misma que desde hace más de cincuenta años marca su presencia con el sonido del saxofón.

La sorpresa no fue menor para Miguel, ya que concurrió al municipio bajo engaño de acompañar a un familiar a tramitar el carnet de conducir, pero en el Concejo Deliberante sus amigos y familiares le tenían preparada tamaña sorpresa. Con el reconocimiento y aprobación de los concejales de la ciudad, se oficializó la denominación.

Con 81 años, Miguel Clotet continúa integrando la Banda de Música Municipal. Nació en el año 1940 y su vida siempre estuvo marcada por la música. Dio sus primeros pasos en solfeo con el Maestro Adolfo Fernández y siguió su aprendizaje musical con el Maestro Roque de Caño.

Miguel, un admirador de Luis Armstrong, Duke Ellington y algunos jazzistas más, a sus 18 años, después de estudiar un «Método para Saxofon» que le habían traído desde Buenos Aires, no dudó en invertir un dinero que le había regalado su padre y con algunos miedos envió el efectivo hasta Córdoba. Fue en esa provincia donde su hermana le consiguió en una casa de empeño su saxofón, el cual todavía lo acompaña al día de hoy.

Con su instrumento pudo adentrarse y explorar el mundo del jazz, formando conjuntos en la ciudad con los que amenizaban algunas fiestas. En el año 1969, con 29 años, ingresó a la Banda Municipal de Música en la cual se desempeñaba como saxofonista.

Con los años, además de músico, fue ejerciendo el papel de maestro formando a muchos de los integrantes que luego se desempeñaron como saxofonistas en nuestra banda o fuera de ella, como Jorge Oria (h), Gabriel Alfaro, Ailin Folguera, Juan Pablo Velázquez, entre otros.

Al día de hoy, a sus 81 años, sigue formando parte de las filas de nuestra querida Banda, ya sea en ensayos, retretas o actos, con la misma energía que hace 52 años cuando tocó por primera vez, siempre contando una anécdota, un chiste o compartiendo alguna de sus tantas partitura de jazz o bossanova, copiadas a puño y letra por él.

Al finalizar el acto homenaje, en medio de una profunda emoción Miguel dijo estar muy contento y agradecido a los amigos por la confianza brindada. “La banda para mí ha sido una larga vida, me han tomado por sorpresa, mi familia me pidió que acompañe a mi hija para sacar el carnet y me encontré con todo esto armado”, señaló.

Sus amigos y familiares también expresaron la alegría por el reconocimiento: “Miguel se lo merece porque vive todo el día con las partituras, uno va a visitarlo y está estudiando siempre”, dijo su hermana, en tanto que su hija Solana recordó la cantidad de enseñanzas y acompañamientos que el homenajeado ha brindado a lo largo de su trayectoria. “Como dijo él, la banda le ha alargado la vida y yo me atrevo a decir que también lo han hecho sus compañeros, y la música, claro. Él dice que de todos aprendió algo, que lo que pudo enseñar lo enseñó y recuerda con afecto a sus compañeros músicos que se fueron antes. Gracias a todos por reconocerlo, por quererlo y respetarlo”.

También Kity Quinteros, ex integrante de la banda y reconocida tecladista, fue parte del homenaje: “fue una persona que siempre marcó la música de la ciudad, es una institución dentro de la banda, sabe mucho de música y hoy no podía dejar de venir a acompañarlo en este merecido reconocimiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here