Nogoyá (Paralelo 32).- El municipio de Nogoyá comenzó a atender la demanda de los baches, especialmente en la esquina de Ejército Argentino y Avellaneda. Los trabajos iniciaron y concluyeron en menos de cinco días y desde obras públicas mencionaron que el municipio no posee fondos económicos para encarar una reparación con hormigón armado.

La explicación la dio el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Ulises Gamboa, luego de que los vecinos cuestionaran la precaria solución en dicha esquina.

“Cuando surgen problemas hay que resolverlos y en eso hay que tratar también de generar las menores molestias posibles. Esta esquina es parte del corredor bioceánico que une los océanos  Atlántico y Pacifico, por el que transitan a diario unos 5.000 vehículos y la mayoría de ellos son de gran porte” fundamentó el responsable de obras en FM del Éxodo.

“Es un sector que prácticamente estaba imposible de circular. Hablamos con especialistas en la materia, y llegamos a la conclusión que esto que se está llevando a cabo, es lo más pronto a hacer y que estaba dentro de las posibilidades del municipio” señaló.

En el mismo sentido, Gamboa afirmó que “es imposible derivar el caudal de tránsito por otra arteria, tampoco es posible llevar una construcción de hormigón armado en ese sector por la necesidad de una logística muy grande y de un costo que el municipio no está en condiciones de afrontar” confirmó.

Por eso, la solución inmediata para el ejecutivo que permitiría “mejor transitabilidad y dinámica al tránsito, fue levantar toda la estructura de hormigón, para ello debimos contratar una empresa.

Se realizó el levantamiento de la base de dicho hormigón, también se colocó una base de broza y encima de esta una capa de ripio colorado. Ahora se están construyendo los cordones cunetas que harán la contención del ripio y será la alternativa para permitir transitabilidad a este alto caudal de transporte pesado.  Ni por capacidad logística, estructural ni económica, el municipio puede afrontar otra alternativa” aseguró.

La crítica como excusa

En la entrevista radial, Gamboa cuestionó que la obra de pavimentación de Bv. Avellaneda (que fue realizada por el gobierno nacional) carece de planos o documentación dentro del ámbito municipal y además criticó que el daño de los paños de hormigón se debe a que no se colocaron malla simas en la carpeta.  Pero el funcionario olvidó que en abril de 2018, el gobierno de Rafael Cavagna encaró en ese sector un trabajo de hormigoneado donde colocaron mallas bajo el pavimento e igualmente el daño fue evidente a menos de dos años de ejecutar la reparación.

En su momento, desde el gobierno municipal decían: “se intervino en la intersección de las calles Avellaneda y Ejército Argentino, las que cuentan con un deterioro de calzada muy importante que entorpece la libre circulación del intenso tránsito. En dicha oportunidad se trabajó considerando sectores con mayor grado de deterioro que fueron retirados mediante máquina para luego proceder al moldeado y vaciado de hormigón. Tres importantes paños fueron retirados en su totalidad, uno por calle Avellaneda y dos paralelos por calle Ejército Argentino, totalizando una superficie de 275,00 m2 que requirió un consumo de hormigón de 68,50 m3; 23 hojas de malla simma y 10 m3 de suelo calcáreo mejorado con cemento. Dicha inversión en las reparaciones mencionadas ronda los $ 234.000 previéndose que se deberán realizar aún otras, para dejar el sector en condiciones óptimas para el tránsito”.

La previsión de ese momento evidentemente no tuvo continuidad y el daño persistió sobre la calzada, al punto de que el trabajo realizado en 2018 fue en vano, ya que parte del mismo fue removido en el presente.

Cavagna brindó otra explicación

Con la declaración de Gamboa, el intendente se refirió también a los trabajos realizados en la arteria: “debimos intervenir con urgencia el sector, por un lado la transitabilidad estaba en riesgo y por otro lado estaba el pedido de comerciantes para que no se corte la arteria en el proceso de obra. Nos encontramos con esta dicotomía, levantamos el hormigón quebrado, detectamos  mucha agua debajo de la calzada, realizamos una base de contención, estamos evaluando el comportamiento del ripio y del suelo, pero de todos modos estamos pidiendo un presupuesto a la empresa Pitón para que con su personal idóneo  diseñe un trabajo, seguramente en asfalto que garantice firmeza en el suelo. Vemos que en el ingreso por Ruta 12 y Eva Perón, se colocó asfalto en la curva de ingreso a la ruta y eso está respondiendo muy bien al tránsito pesado, evaluaremos las posibilidades económicas del municipio y actuaremos en consecuencia” mencionó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here