Cada vez tenemos una mayor dependencia de internet: parece que solo sabemos viajar si estamos conectados. Nuestra incapacidad para dejar el teléfono a un lado podría pasarnos factura —literalmente— si queremos descubrir Gotemburgo. En esta ciudad sueca se encuentra el hotel Bellora, el primero en disponer de una habitación en la que el precio se establece en función del tiempo que pasas conectado a internet.

Una investigación llevada a cabo por las universidades de Nueva York y Stanford destacaba recientemente que pasar un mes sin utilizar Facebook “aumenta el bienestar general, reduce la ansiedad, la depresión y el tiempo dedicado posteriormente a esta red social”.

Con su iniciativa The Check Out Suite, que comenzó el 14 de febrero, el hotel pretende ayudar a sus clientes a relajarse, alejándoles del estrés que provocan las redes sociales para que puedan pasar tiempo de calidad con sus seres queridos. “Queremos fomentar que las personas que se quedan con nosotros disfruten de los momentos que pasan juntas y no se centren en mirar la pantalla del teléfono”, defienden en su página web.

Para poner en marcha este proyecto, el hotel ha contado con la colaboración de la compañía de seguros Länsförsäkringar, responsable de la lámpara inteligente Skärmfri. Este invento sueco está programado para medir el tráfico de Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y Snapchat de los usuarios con dispositivos conectados a su misma red. El proyecto de Skärmfri es de desarrollo reciente y cuenta con una edición limitada de 20 lámparas, al margen de las empleadas en la iniciativa hotelera.

Al llegar a la habitación, los huéspedes conectan sus teléfonos móviles a la red wifi del hotel, a la que está conectada también la lámpara. Esta comienza a emitir luz blanca y su brillo se va tornando rojo por cada minuto que pasan los usuarios pendientes de las redes sociales como una forma de recordarles que llevan demasiado tiempo navegando en internet.

El precio de la noche se determinará después de que el usuario abandone la habitación en función del tiempo de uso que haya estimado la lámpara. Si sos capaz de abandonar por completo las redes sociales durante tu estancia, el alojamiento te saldrá gratis. Si no podes resistirte a mirar el celular, te cobrarán 20 coronas suecas (algo menos de dos euros) por cada minuto que pases online. Si sobrepasas el límite de media hora que el hotel considera pertinente para dos personas, te tocará pagar el máximo: cerca de 230 euros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here