a decisión está tomada y de a poco se empiezan a acordar los protocolos para volver a comunicar el país. Y, si bien por ahora nada tendrá que ver con la comunicación que había en marzo, el Gobierno trabaja por estos días para empezar a programar servicios regulares por tierra y por aire entre las principales ciudades del país.

«La fecha está por definirse, pero trabajamos para que en octubre se empiecen a programar servicios regulares para volver a unir el país», contaron ayer en el Ministerio de Transporte. Los dos ejes de decisiones pasan por los ómnibus de larga distancia y los aviones. Todo, claramente, a resultas de lo que indique y recomiende el Ministerio de Salud y lo que opinen los gobernadores.

Lo primero que aclaran es que el regreso de los vuelos y el transporte de pasajeros será para algunos viajeros. Al inicio no se podrá utilizar para el turismo, sino que será para atenciones médicas, urgencias, visitas a familiares y algunas cuestiones laborales. «Es como a las actividades esenciales que hoy se pueden mover se les autoriza a poder viajar. A eso hay que adicionar urgencias o visitas a algún familiar que necesita asistencias o temas médicos», especifican.

Pero más allá de los movimientos del Gobierno, tanto los transportistas como en las líneas aéreas son cautos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here