El impuesto que creará el Gobierno para las compras en dólares con tarjeta de crédito finalmente será de 30% y no de 20% como había anunciado en primer lugar el Poder Ejecutivo. Así lo confirmó este domingo el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

La iniciativa estará incluida en la ley de Solidaridad y Reactivación Productiva que la Casa Rosada enviará este lunes al Congreso para su tratamiento y que incluirá subas en distintos tributos, entre ellos Bienes Personales.

«El impuesto a las compras en el extranjero va a ser de 30%. Es una cosa lógica, contributiva, los argentinos que tengan posibilidad de viajar al extranjero y hacer compras en el exterior, esas compras se pagan con reservas y tenemos que cuidarlas. También estamos beneficiando al turismo local», dijo el funcionario en diálogo con Radio 10.

El regreso del «dólar turista» o «dólar tarjeta», no incluiría un esquema de deducción del impuesto a las Ganancias, como sucedía durante el cepo cambiario que el kirchnerismo impuso a fines de 2011. Según datos del Banco Central, los argentinos gastaron por estos conceptos unos U$S5500 millones entre enero y octubre. Al tipo de cambio actual, son casi $350.000 millones. El impuesto del 20% implicaría así una recaudación de casi $70.000 millones.

La cotización para el turista, con el impuesto de 30%, sería entonces de $82, tomando como referencia el precio del dólar de este viernes, de $63,07. Si un turista hiciera una compra con tarjeta de 200 dólares, en lugar de tener que pagar en pesos $12.614, debería abonar en su resumen $16.400.

El impuesto alcanzará no solo a los gastos que se produzcan en el exterior, sino también al pago de servicios y compras online que se efectúen desde el país y que requieran el envío de divisas al extranjero. Estarían así incluidas las facturas de Netflix, Spotify y Airbnb, por caso, y las compras vía Amazon o sitios web similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here