El gobierno lanzó el Dólar Soja 2 a $230 y prometió reducir retenciones a economías regionales

0

Buenos Aires (NA).- El ministro de Economía, Sergio Massa, lanzó este viernes 25 de noviembre el nuevo dólar que regirá hasta diciembre y prometió «encarar un programa de reducción de retenciones en las economías regionales», tras una reunión mantenida con representantes del sector exportador y la agroindustria.

Massa señaló que el programa busca implementar «incentivos que permitan fortalecer reservas y generar mayor nivel de actividad en el sector agropecuario y agroindustrial».

Anunció que «la mayor recaudación que le genera esto al Estado tiene que ser aprovechada de manera virtuosa para tratar de atender las asimetrías o las dificultades que pueda generar el programa en el mercado interno».

«Tenemos el objetivo de que los mayores recursos que acumulemos en diciembre, nos sirvan durante el mes de enero, febrero y marzo para encarar un programa de reducción de retenciones en las economías regionales a los efectos de hacerlas más competitivas en términos de exportaciones», prometió el titular del Palacio de Hacienda.

El gobierno publicará el próximo lunes un decreto de Necesidad y Urgencia en el Boletín Oficial, que va a poner en vigencia el programa con un tipo de $230 para la exportación de soja y sus derivados por el mes de diciembre.

Massa añadió que el programa quiere «atender la puesta en marcha de asistencia a las cadenas de valor láctea, porcina y avícola con el objetivo de tratar que de esos ingresos fiscales, sirvan para tratar de ayudar a compensar las descompensaciones que se producen en el mercado interno por el cambio de valor».

Agregó que en el primer trimestre «vamos a usar parte de los recursos para generar un mecanismo de mayor impulso a las exportaciones» y «avanzar en un esquema que siga garantizando algunas de las prestaciones en material social que llevamos
adelante».

«Pretendemos que el productor pueda hacerse de recursos e invertir en la campaña que viene y en paralelo, tener un mecanismo de protección de sus ahorros», dijo Massa, al lanzar el programa.

El ministro estimó que con el Dolar Soja 2 el gobierno podrá consolidar la situación fiscal y cumplir con las metas de un déficit del 2,5% y de reservas, comprometidas en el acuerdo con el FMI.

Massa remarcó que acordó con Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) de que las liquidaciones de exportaciones permitirán incorporar alrededor de US$ 3.000 millones de dólares a las reservas del BCRA.

Añadió que «si tenemos un resultado muy bueno vamos a poder mostrarle al mundo que batimos todos los récords y cumplimos con nuestro compromiso en la agenda de seguridad alimentaria global».

El titular del Palacio de Hacienda explicó que tenía previsto lanzar el programa a partir del primero de enero y aclaró que «tomamos la decisión de acelerarlo entendiendo que nos puede ayudar inclusive a generar la cultura de la promoción respecto a la proyección de inversión para el 2023, apalancándolo a partir de ahora».

«Es importante que cuidemos al productor, que este sienta que recibe su renta por su esfuerzo, que es su ahorro, su trabajo, y la amenaza de sequía que aparece como un riesgo, tenga como compensación la capacidad de tener instrumentos económicos para acelerar y enfrentar el proceso de siembra» agregó el ministro.

Estudian una baja de retenciones a las economías regionales

A la salida del encuentro en el Palacio de Hacienda, del que participó junto al ministro de Economía, secretarios de la cartera económica y los directivos de las entidades representativas del complejo sojero, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, respondió preguntas a los periodistas presentes.

Entre otras cuestiones, Bahillo confirmó que el valor del tipo de cambio, para estas, operaciones será de $ 230 por dólar, para los mismos productos que la versión que estuvo activa entre el 05 y el 30 de septiembre, que son la soja y sus derivados. De hecho, se refieren a esta etapa como una reapertura del Programa de Incremento Exportador para liquidar la «cola» del del año, con la que buscan llegar a fin de año con “récord histórico de exportación de productos agroalimentarios”.

El objetivo del Gobierno, y el compromiso de las entidades sojeras, es liquidar US$ 3.000 millones de dólares, confirmaron ante la consulta respecto a sí, más allá del compromiso, se espera una mayor liquidación, como en septiembre.

“El lunes sale el DNU restableciendo el programa. Es una segunda oportunidad que se abre por el termino de 31, días hasta el 30 de diciembre, bajo las mismas condiciones que la vez anterior”, remarcó el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Como novedad describió que en esta oportunidad habrá “políticas concretas para los sectores del mercado interno donde el incremente de precios que se da en el grano de soja golpea la estructura de costos de esas cadenas de valor que transforman proteína vegetal en proteína animal. Concretamente el poroto de soja es un producto importante para el balanceado (alimento balanceado) de la avicultura ganadería y porcino que vio incrementado los costos en la oportunidad de septiembre. Teniendo en cuenta eso, se atendió la necesidad y fue contemplado en el decreto facultar a la secretaria para que genere las compensaciones necesarias para ese incremento de costoso no se trasladó a precios.”

Respecto de las economías regionales, reconoció que el ministro de Economía lo instruyó para que “trabaje una propuesta, hacia fin de mes, para que se contemple, en algunas economías regionales, algún tipo de asistencia que signifique una reducción de los derechos de exportación a cero, por 90 días”. Y aclaró que es “un concepto que tiene que trabajar en las próximas semanas”.

La otra novedad fiscal, que tiene esta reapertura del Programa de Incremento Exportador, es que las actividades de molienda y aceite no tendrán la aplicación de los 2 puntos adicionales y volverán al 31% de retenciones. Esto es para incentivar a una parte de la cadena donde el producto tiene mayor nivel de procesamiento y producción. De esta manera la retención baja del 33% y vuelve al 31%, adelantando una medida que se iba a dar el 31 de diciembre. Promoviendo, de esta forma- según lo explicó-, una mayor industrialización del producto; agregar valor en el país, lo que impacta en más trabajo en Argentina; y exportar un producto lo más industrializado posible y no solo la materia prima

Consultado respecto a quién beneficia más la reapertura del PIE y si la medida llega al productor, o queda en las exportadoras, el secretario Bahillo, evitó polemizar: «Hay que salir de esa lógica de a quien beneficia más. Hay que ver el sector en integralidad. Mirarlo como cadena agroalimentaria. Si disociamos los eslabones, es un error conceptual. Todos los eslabones son igual de importantes. Una mejora en el tipo de cambio para la cadena es una mejora para todos los eslabones. En algunos impactará más, en otros menos, pero sin ninguna duda es una mejora para el sector primario y para quien escala agregando valor», señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here