Nogoyá.- Según su Documento Nacional de Identidad es Norberto Horacio Taborda, pero popularmente es reconocido como “El Gaucho”, pero no justamente por una cuestión de costumbres criollas, sino que en Nogoyá ir “al gaucho” es sinónimo de actividad física.

Norberto Taborda comenzó a transitar el camino del karate el 1º de septiembre de 1969 y desde allí no abandonó mas la disciplina. A la hora de su autodefinición, opta por ir a la raíz del origen: “nací en el año 1953 en Lucas González, en la zona rural, pero por el trabajo de mi padre que era gendarme, anduve por Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Córdoba. Tuve trece lugares de residencias gracias al trabajo de mi padre, pero en el karate comencé a formarme a los 16 años en la ciudad de Córdoba” comenzó a relatar Norberto.

En el karate incursionó por consecuencia del boxeo y cuenta la anécdota: “era chico de estatura, iba a un gimnasio de boxeo donde iba gente mucho más grande que yo y esa diferencia en mi contra, hacía que recibiera golpes a menudo, por eso con mi madre optamos por cambiar de disciplina, elegí el karate desde el 01 de septiembre de 1969 y no lo dejé más” recuerda el nogoyaense destacando a su primer profesor Héctor Darrigó a quien hasta el día de hoy cuenta entre sus amistades.

El Gaucho regresó al departamento Nogoyá, se instaló en la ciudad cabecera y el 02 de diciembre del año 1976 inauguró su gimnasio, donde enseño la disciplina del karate.

“Han pasado más de 1.800 personas por mi gimnasio que han practicado karate. Tengo la lista de todos mis alumnos y el día que han pasado por las prácticas, hoy puedo decir que veo nietos de mis alumnos” relata orgulloso.

Al ser consultado sobre la disciplina y sus alcances, para Taborda “todas las disciplinas deportivas son consideradas como tal, pero en el karate encontré todo para canalizar la parte emocional y nerviosa, más allá de lo físico. Es una disciplina que ayuda a todas las edades, ayuda a los niños a desarrollarse en la vida e incluso a los adultos de la cuarta generación como la definimos, es muy importante por el trabajo de coordinación, técnica y movilidad”.

Arribando a los 70 años, la pasión por el karate permanece intacta en el Gaucho, “no es todo combate como muchos creen, esta la parte de kobudo donde se usan armas de madera, lo que fortalece las articulaciones y da sentido de ubicación con los ángulos de giro. No es algo inventando aquí, son esquemas de la disciplina que al ejecutarlos ocupan la mente y el cuerpo de manera coordinada” explica.

Sobre la situación actual como instructor, Norberto Taborda es otro de los innumerables afectados por la pandemia, pese a contar con condiciones físicas admirables, para el protocolo sanitario, el instructor nogoyaense está entre el grupo de riesgo. “Tuve que suspender las prácticas con alumnos, yo sigo aún entrenando y son muchas las consultas, pero por los protocolos debimos adaptar el gimnasio y redujimos los espacios” lamenta.

Para concluir sus definiciones sobre la disciplina, el Gaucho recuerda que el karate es un arte marcial, que se debe usar de manera adecuada, “tampoco es disfrazarlo, porque tiene técnicas de defensa personal que recomendamos usarlas en los casos donde sean necesario. Estoy en contra de que porque se practique tal o cual disciplina, te da derecho a ser una persona que arregle todo a trompadas o patadas, no es así” afirma.

En cuanto a su reconocimiento a nivel sudamericano, Norberto explicó que desde la Asociación Sudamericana de Karate que fuera creada en el año 1972, se realizan reconocimientos anuales dentro de lo que denominan “El Salón de la Fama”.

“En Argentina tenemos nuestros delegados que representan al organismo, desde su fundación he estado afiliado a ella. El año pasado participé de un torneo on-line, cosa que jamás pensé realizar en mi vida, fui filmado por mi yerno y mi hija y enviamos el video.  Fueron doce países los que formaron parte del certamen en 2020 y anualmente también realizan lo que denominan el “Salón de la Fama” donde destacan a maestros de toda Sudamérica” detalla Norberto confirmando su participación el 13 y 14 de marzo en el torneo del Salón de la Fama para definir quién es el primero en el concurso de destacados.

“Lamentablemente no voy a poder asistir de manera presencial por el tema sanitario, pero lo haré de manera virtual enviando mi video desde Nogoyá”. Para cerrar, luego de seis décadas en la materia, no está en los planes de Taborda colgar el karategui, “sigo aprendiendo todos los días, por mas años que hayan pasado aprendo algo nuevo, sobre todo con la gente nueva porque los métodos van cambiando, la sabiduría nunca acaba, por eso pienso así, continuaré aprendiendo siempre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here