Entre Ríos (Economía).- Este lunes 20 de julio el Consejo Empresario de Entre Ríos publicó un informe realizado desde el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales en el que detalla que en marzo y abril se perdieron 1.035 empleos registrados en el sector privado de Entre Ríos, según los datos provisorios del Ministerio de Trabajo de la Nación. Esta caída en el empleo formal se produce a pesar de la vigencia del decreto que prohíbe los despidos durante la cuarentena, lo que es un indicio de lo que puede ocurrir en el futuro próximo, cuando se flexibilicen esas restricciones laborales.

En abril de 2020 se registraron 127.700 empleados asalariados privados, 3.351 menos que en el mismo mes del año anterior. Es el menor nivel registrado desde marzo de 2011. La provincia alcanzó en agosto de 2015 el máximo nivel de empleo formal privado. Entre esa fecha y abril de este año se perdieron 9.700 empleos.

Una de las políticas implementadas por el gobierno nacional para mitigar el impacto de la crisis provocada por el COVID-19 es la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Unas 6.258 empresas de Entre Ríos cobraron la ATP en abril, que se utilizó para pagar parte del salario de 44.586 trabajadores, según un estudio del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. Las firmas entrerrianas recibieron 146.532 pesos en promedio, lo que equivale a 20.567 pesos por empleado. Es un monto inferior al promedio nacional, tanto por empresa como por empleado. Entre abril y mayo hubo una reducción de la cantidad de empleados y empresas registradas en el programa ATP —a nivel nacional y provincial— y un menor aporte estatal para el pago de salarios.

El Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación destaca en el estudio que las provincias con perfil agropecuario se han visto menos afectadas por la crisis, ya que se especializan en actividades que son consideradas esenciales.

La caída de empleo formal informada por el Ministerio de Trabajo de la Nación no incluye a los asalariados no registrados, que en los principales aglomerados de la provincia abarca al 34,5% de los trabajadores. Con una fuerte disparidad: es del 25,5% en Paraná y del 43,4% en Concordia. Estos niveles corresponden al primer trimestre de 2020, la última medición de la Encuesta Permanente de Hogares. El INDEC no realizó el trabajo de campo correspondiente para medir el segundo trimestre por lo que se desconocerán los efectos de la pandemia y las medidas de aislamiento social obligatorio en el mercado laboral informal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here