Libertador San Martín (Paralelo 32).- En la tarde-noche del martes 11 de junio, frente al ingreso a la fábrica de alimentos de Ceapé, ante el despido del delegado de los trabajadores, los 60 empleados de la planta productiva iniciaron un paro de actividades por tiempo indeterminado.

El conflicto se inició por el despido de Efraín Torres, un trabajador de la planta de alimentos que además es delegado de sus compañeros en las gestiones que iniciaron en febrero pasado en la Secretaría de Trabajo, junto al Sindicato de Alimentos, para lograr el encuadre correspondiente a la actividad que desarrollan: la producción de cereales. Porque aunque es una planta alimenticia, los empleados están encuadrados en el convenio Soeme (Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad), bajo la excusa de que la firma pertenece a la Universidad.

Actualmente, con el convenio de educación y minoridad, los trabajadores que recién empiezan cobran alrededor de 15 mil pesos; con el convenio del sector alimenticio les corresponderá el doble.

Por el tema encuadramiento, el martes por la mañana recibieron una citación de Trabajo a una audiencia conciliatoria que se desarrollará en Paraná el próximo 21 de junio. La cartera que encabeza Fernando Quinodoz convocó a la gerencia de la empresa, al sindicato y a dos empleados. Uno de ellos es Torres.

El grupo manifestó a Paralelo 32 que “Estamos unidos por un NO a los despidos arbitrarios. Un “SI” al reintegro del trabajador cesanteado. Si al reajuste salarial”. A su vez, Torres comentó a este medio que entiende que el despido injustificado está relacionado con los trámites para el nuevo encuadramiento. “Estamos luchando para que nos encuadren en un convenio colectivo de trabajo de Alimentación, que nos respalde en lo que hacemos todos los días, que es la producción de cereales. Y ayer me despidieron a mí, sin justa causa, porque estamos luchando por algo justo, que es el ajuste salarial correcto”, lamentó.

“Me quitan el derecho como delegado de ir a luchar por los derechos de los trabajadores” agregó Torres, indicando que con esta decisión la empresa busca desarticular las gestiones sindicales de sus trabajadores ya que “Al no ser más empleado de la empresa, no tendré derecho a representar a mis compañeros en la reunión del 21 de junio”, señaló.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here