El desdoblamiento de las elecciones y algo más

0

Lo que era un rumor o una especulación en base a las estrategias habituales de la política, se hace realidad. De acuerdo a datos recabados por Paralelo 32 en altas fuentes del gobierno provincial, la decisión política de adelantar las elecciones del 2023 está tomada, dato que confirma lo que nuestro medio publicó como altamente probable poco tiempo atrás. Las PASO se disputarían en marzo/abril y las generales mayo/junio.

Por otra parte, con respecto a la  diferencia importante que consiguió la oposición en las legislativas en favor Juntos por Entre Ríos, donde Rogelio Frigerio (potencial candidato a gobernador) se llevó la porción mayor, en el gobierno provincial consideran, en base a resultados históricos, que las elecciones de medio término no repiten los mismos resultados en las generales. “Acá nadie puede asegurar que tiene garantizado el triunfo”, sostuvo una de nuestras fuentes. Obviamente el análisis se centraba en los cambiantes resultados electorales que se han producido en nuestra provincia en los comicios de los últimos años.

En el 2017 se elegía en nuestra provincia diputados y senadores nacionales, los resultados reflejaron una clara predominancia de Cambiemos (52,97%) por sobre el Frente Justicialista “Somos Entre Ríos” 37,98 %. Pero dos años después en la elección general del 2019 los números se revirtieron. El Frente Justicialista Creer Entre Ríos, que consagró la fórmula Bordet – Stratta, obtuvo 436.452 sufragios (34,36%) y Cambiemos ( Benedetti – Hein) 270.302 (15,9%).

En el 2021, cuando nuestra provincia nominaba solamente diputados nacionales, se dio vuelta la anterior y Juntos por ER obtuvo 432.314 (54,52%) – la lista fue encabezada por Rogelio Frigerio) sobre el Frente de Todos con 250.895 (31,64%) que proponía en primer término a Enrique Cresto.

Esto datos solamente permiten ilustrar, las posturas cambiantes del electorado entrerriano. Si bien los analistas lo atribuyen a distintas motivaciones y los cambios en el humor social, claramente, y exceptuando la base dura que tiene cada una de las dos fuerzas políticas mayores, no hay votos cautivos en la provincia, como sí ocurre en otros estados.

Queda mucho por recorrer y el peronismo arrastra un conflictivo escenario político a nivel nacional por las disputas públicas entre Alberto Fernández y Cristina Fernández, circunstancia que también le abrió nuevos espacios para un rol más activo a la oposición, como ocurrió el mes pasado con el apoyo de legisladores de Juntos por el Cambio al  acuerdo con el FMI. Desde el peronismo entrerriano entienden que a Juntos por el Cambio le sirve profundizar esa grieta porque los acerca más al triunfo.

La política configura un mundo imprevisible, donde no se sabe qué puede pasar mañana, pero sí se puede saber en qué están pensando los políticos hoy y en ese sentido podemos decir que el desdoblamiento de las elecciones en Entre Ríos es un hecho; el peronismo entrerriano se desacoplará de lo que pueda suceder con la elección nacional, cuyas figuras más relevantes no están siendo favorecidas por las encuestas. En la provincia, el gobernador Bordet mantiene una alta imagen positiva, igual que su gestión, pero en 2023 tendrá mandato cumplido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here