El crónico conflicto entre odontólogos y obras sociales

0

Las prestaciones odontológicas siguen siendo una preocupación, no solamente para los afiliados de las obras sociales, sino también para los que disponen de prepagas. El incremento del dólar impactó directamente en los montos a cobrar, porque la mayoría de los insumos que se cotizan en la moneda norteamericana, aunque las autoridades de la corporación odontológica sostienen que el problema es otro.

El Presidente del Colegio de Odontólogos de la provincia, Héctor Scheytt, explicó a Paralelo 32 que la escalada de precios afecto al sector, pero el problema viene de lejos. El año pasado el organismo aprobó los nuevos aranceles mínimos y obligatorios que se implementaron a partir de diciembre, pero cuando comenzaron a negociar con las obras sociales, cayeron un sinnúmero de convenios porque no comprendieron que los montos anteriores venían con atraso hace mucho tiempo. “Si bien el aumento de los valores  de los productos es una parte, la causa que generó el corte de prestaciones fue la falta de reconocimiento por parte de obras sociales y prepagas, quienes no actualizaron los aranceles odontológicos durante muchos años”.

Entre ellos el IOSPER, hace 24 meses que  tiene cortado el servicio  en la mayoría de departamentos de la provincia. Atiende en forma autónoma en algunas donde contratan profesionales, además no han  demostrado predisposición para hablar con las autoridades del Colegio, señaló. Al igual que la obra social de la provincia, la mayoría de las que funcionan en suelo entrerriano no han celebrado acuerdo con el organismo rector de los profesionales de odontología. “Son muy pocas las que están trabajando con nosotros”

Durante mucho tiempo firmaron convenios tomando aranceles estaban muy por debajo del costo prestacional del dentista, por tal motivo desde el Colegio han trabajado para establecer los montos actuales, que son los básicos para celebrar convenios. Para Scheytt, y de acuerdo a los valores que se cobran, Entre Ríos tiene aranceles menores que los que establece la Confederación Odontológica de la República Argentina (CORA) y la Federación de Colegios de Odontólogos (FACO), que son las que marcan el rumbo en materia de prestaciones.

Agregó que están dispuestos a demostrar cómo se determinan los precios, porque se han elaborado en forma seria, teniendo en cuenta insumos y honorarios, remarcó. “Las obras sociales y prepagas dicen que los aranceles son muy altos, algo que me parece poco serio porque nadie se ha querido sentar con las autoridades del Colegio para analizar cada prestación, inclusive sugerir las posibles modificaciones a realizar”, remarcó.

En declaraciones a Paralelo 32, explicó que los aranceles se armaron en forma muy detallada,  inclusive se acordó que los honorarios están calculados en 4 canastas básicas.

Cobertura

El arancel mínimo y obligatorio fue aprobado el pasado mes de diciembre para el corriente año, pero las obras sociales pueden acordar cuáles de las prestaciones pueden pagar. A modo de ejemplo, explicó que es lo mismo que ocurre con las farmacias, cuando el afiliado adquiere un medicamento, un porcentaje se hace cargo la obra social y el resto lo abona el interesado.

Tienen tipificadas las prestaciones por capítulo, a saber: consultas, operatoria, endodoncia, prevención, radiología, cirugía y odonto-pediatría, entre otros. “Estos son los más comunes que traducido serían consultas, arreglos, tratamiento de conducto, limpieza, extracciones y cirugía entre otros, que son los básicos”. A criterio del profesional este último paquete sería el que tendrían que tener todas las obras sociales, muchas –que han celebrado convenio- han acordado tres consultas mensuales otras dos o una.

Comentó que en forma permanente les explican esta situación de los abonados o afiliados, a gremios y prepagas, porque a los profesionales no les resulta cómodo tener que asumir esta realidad.

“Nosotros hace un tiempo que sostenemos que las obras sociales están desatendiendo la salud bucal  de los afiliados, no somos los odontólogos responsables de esta situación”.

Atención

Actualmente y ante esta realidad, hay una cantidad de pacientes que llega al consultorio, se les hace un diagnóstico, se establece un tratamiento, pero habitualmente la obra social no tiene cobertura para esa prestación.

Los profesionales necesitan trabajar y cada dentista –sobre todo en ciudades chicas– acuerda con el paciente la forma de pago. En general reciben un 50 % del monto de los insumos y después se establecen cuotas en función del trabajo que realizaron.

“Las obras sociales con las que anteriormente teníamos convenio, eran financiadas por los dentistas, las prácticas se realizaban en el mes, a partir del siguiente se presentaban las liquidaciones y a partir esa fecha se tomaban 60 días para pagar la misma”. Es decir que a partir de un tratamiento determinado percibían los montos a los 90 días en muchos casos. En otro orden comentó que actualmente hay 1.500 odontólogos en Entre Ríos, esta cantidad cubre la demanda de la población, aunque reconoció que en ciudades más grandes hay mayor concentración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here