Victoria.- El miércoles de la semana pasada el COES autorizó la vuelta a clases presenciales en la escuela Técnica. Las mismas están dirigidas a estudiantes del último año de las modalidades Mecánica, Química y Agrotécnica. Asimismo, se cuenta con un protocolo de higiene y distanciamiento para las mismas.

Más allá de la autorización y el anuncio de la directora departamental de Escuelas, Claudia Pereyra, fuentes cercanas a la institución educativa nos confirmaron que un grupo de padres manifestó su descontento con la vuelta a las aulas. Sin embargo, el regreso no será obligatorio, sino voluntario.

“Este lunes y martes habrá capacitación para el personal que va a estar en la escuela. También en estos días hay que firmar la autorización de que la familia autoriza al chico a ir a la escuela, más allá de que los chicos son mayores de edad”, dijo el rector de la escuela Técnica, Pablo Turchet.

Asimismo, Turchet explicó que para la vuelta al taller está previsto un protocolo que contempla el uso de alcohol en gel, distanciamiento, higienización entre uso y uso de maquinaria, barbijos y distanciamiento. Por otro lado, aclaró que, por ahora, no cuentan con transporte para los chicos de Agrotécnica que quieran realizar sus prácticas.

Por su parte, Pereyra dijo: “Estamos en un proceso de una serie de engranajes que tenemos que ir desarrollando. El primer paso de este trabajo en conjunto fue hablar con el COES para ver si era factible el inicio de esta serie de actividades”.

Luego siguió: “Una vez que el COES nos dio la autorización la segunda parte consistió en hacer el abordaje con el equipo directivo de la institución [de la escuela Técnica] para ver una serie de cuestiones que hacen al cumplimiento del protocolo. Se desinfectará el edificio este lunes y martes y a su vez estaremos trabajando con capacitaciones para todo el personal”.

Llegado a este punto, indicó: “Todavía nos queda pendiente la comunicación con los padres y los alumnos. Son una serie de pasos que tenemos que ir completando y dando por aprobados para seguir avanzando”.

Además, remarcó: “Sabemos que los alumnos son mayores de edad, pero no son independientes. No vamos a pretender que se genere un conflicto familiar porque el chico quiera asistir a clases y el padre diga que no. Acá tenemos que llegar a consenso porque tenemos que tomar decisiones constructivas”.

“La presencialidad en algunas escuelas va a ser necesaria. Vamos a tener que tratar de ir viendo con qué escuelas podemos avanzar y de qué manera podemos solucionar los problemas específicos de cada institución. El hecho de que pretendamos la presencialidad no significa que vamos a salir de forma imprudente a abrir escuelas y a obligar a los alumnos que vayan. Los engranajes ya empezaron a moverse”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here