El caso Loose llegó a la Cámara de Diputados de la nación

0

Nogoyá.- Hace un mes se cumplió un año del trágico fallecimiento de Roberto Loose, quien fue atropellado en la intersección de España  y 9 de Julio.

Al momento de recordar la fecha, su hija Gabriela mostró su disconformidad con el proceso judicial: “la causa no avanza, está enfocada en la investigación de lo que es la víctima y no realmente en lo que ocurrió en el hecho y si el imputado tiene las responsabilidades que se le atribuyen. Hablamos de una causa con una serie de cuestiones, como que el conductor no tenía seguro, levantó las cosas de la escena, no esperó a que llegaran los inspectores de tránsito ni la policía. Son cuestiones importantes, que se deben resolver en función de mejorar la ciudad y que otra familia no pase por lo mismo de nosotros”, cuestionó la familia al momento de una convocatoria donde pedían justicia.

Ahora se supo que Gabriela, junto a otras familias que integran las ONG Madres del Dolor y Estrellas Amarrillas, acudieron a la Cámara de Diputados de la Nación, donde pudieron mantener una entrevista con el presidente de la misma y dar a conocer la situación por la que atraviesa no solo la familia Loose, sino cientos de familias en el país.

“La verdad que para mí fue increíble, expusimos las ideas de las ONG que representan a las víctimas de siniestros viales, por parte de Vivian Perrone de Madres del Dolor y Silvia González por la fundación estrellas amarillas. También estuvo el doctor Natalio Nicodemo que en materia jurídica es el mayor especialista en representar familiares de víctimas de siniestros viales”, explicó Gabriela, detallando que en la ocasión se presentaron tres proyectos al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa.

“Un proyecto, prevé que se conduzca a una máxima de 30 km/h en el radio de las ciudades, otro que establece alcohol cero para cualquier tipo de conductor, y el tercer proyecto busca que los siniestros viales sean considerados delitos viales en el código penal”, detalló.

Gabriela cuestionó que al día de hoy no estén conformadas las comisiones que puedan tratar los proyectos mencionados, “por eso Massa se comprometió a que en los próximos días esas comisiones estén integradas. Pero si eso no pasa, por el tiempo que tienen estos proyectos, pueden perder estado parlamentario, por eso nuestra preocupación”, especificó.

Desde otro punto de vista, la intención de la entrevista el poder legislativo nacional, era reflejar lo que lo que vive una familia víctima de un siniestro vial. “Los medios cubren el siniestro, hablan de estadísticas y quedan ahí. Pero hoy como familia, tengo que decir que es muy arduo el proceso, eso quisimos contar y reflejar, por eso generamos un proyecto con la familia Otero y le propusimos a varias familias llenar un formulario donde podamos reducir nuestras historias, recolectando todo lo vivido por parte de las familias y resumir en puntos comunes, para poder entregar ese trabajo al diputado”.

Además de los datos entregados, la sistematización de información permitió  reflejar la realidad de cada familia, “del proceso que se vive desde que perdemos nuestros familiares hasta que podamos lograr llegar a un juicio y sentencia. Que en esos casos, las sentencias son mínimas. Poder entregar en mano nuestro trabajo nos muestra un gesto que nos escucharon, que visibilizaron nuestra problemática. En esa información hay datos que nos llevan a pensar en esta problemática. Una familia entre que trata de lograr un juicio, tarda entre cinco y nueve años. Durante ese tiempo hay gastos económicos, emocionales y psicológicos, para lograr que en un juicio se condene por tres años a los culpables y les quiten el carnet de conductor. Y para colmo el acusado apela esa condena”, cuestionó Gabriela Loose.

Otro de los datos que reflejó por el relevamiento realizado, señala que  en el 90% de los casos elevados a juicio, “la caratula era homicidio culposo con agravante, es decir que los conductores tenían irregularidades en cuanto a documentación, velocidades, carriles en contra mano, consumos, etc. Fue impresionante encontrarnos con estos datos”, confesó.

Entre la información también se puede mencionar que el 45% de los controles de alcoholemia realizados a culpables de siniestros dio positivo y hay otro 45% que desconoce el resultado de la alcoholemia, porque no se cumplen los procesos como tienen que ser.

“¿Quién sabe esto? Esto está invisibilizado, los organismos no hacen público estos datos” apuntó Loose y agregó que un 40% de las víctimas no muere en el accidente. “Entonces como familiar,  vivís horas críticas, estás en un hospital tratando que la victima salga adelante durante una semana, un mes o más. En ese tiempo se pierden horas vitales para la causa, porque uno está enfocado en la vida de la víctima. Las cámaras de seguridad perdieron el registro, el análisis de alcoholemia ya no se puede hacer y un montón de elementos más que se pierden por el paso del tiempo. Por eso queremos que exista el delito penal, no que las faltas sean agravantes”, remarcó en AM Ciudad de Nogoyá.

También Loose cuestionó los datos que se difunden como oficiales: “la estadística que se muestra no condice con la realidad de las familias. No se redujeron los accidentes en pandemia, es mentira. Vamos a armar una página para sistematizar la información por provincias y tener un número real a nivel nacional. Creemos que estamos haciendo algo trascendental, vamos a lograr un cambio”, apostó.

Por último desde la ONG señalaron que este trabajo, se realizar además para evitar que otras familias pasen por lo mismo. “Es muy fuerte la revictimización de la víctima. En mi caso se lo investiga a mi padre y hoy el ya no está vivo. A todos nos puede pasar un accidente, pero si hay seguros y todo en regla, esto sería diferente. Pero si uno está de forma irregular transitando en la vía pública y no puede respetar al otro que está conviviendo con él en ese mismo ámbito, esa persona debe hacerse responsable”. “Nadie se merece lo que estamos pasando. Yo entré en una fiscalía por primera vez con el accidente de mi padre, es increíble cómo te invisibiliza la justicia, a mi me dijeron en la cara que mi caso se resolvía con una probation. No podemos naturalizar esto, detrás nuestro viene una sociedad que se merece algo mejor”, criticó y agregó: “¿Vos queres tomar o consumir? Hacelo, pero no te subas a un auto o en una moto. Acá no hay que pensar solo en uno, sino que hay que priorizar también al otro. El estado debe dejar de mirar para el otro lado, ellos mismos pueden ser las víctimas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here