El Aero Club homenajeó a Ramón Arrúa

0

Nogoyá.- En la tarde del sábado 6 de noviembre, el Aero Club Nogoyá realizó un sentido homenaje a quien fuera mecánico de la institución por veinte años. De cuna nogoyaense, Ramón Arrúa fue reconocido mecánico de la Fuerza Aérea Argentina y de otras instituciones de la aviación civil argentina.

Nació en el año 1936, pero la fecha que llevó a que hoy sea homenajeado fue el 31 de octubre de 1962, cuando obtuvo el título de piloto privado de avión. Desde allí y volando en principio para el Aero Club Nogoyá, Ramón comenzó una apasionada carrera con la aviación civil.

Se casó a fines del 67 y emprendió vuelo –vaya paradoja para un piloto- a la provincia de Buenos Aires donde ingresó en la Escuela de Aviación Civil para continuar estudiando mecánico aeronáutico, transitando agitados días, ya que por la mañana realizaba prácticas en aeroparque y por la noche cursaba sus estudios.

Pese a la fuerte carga horaria, para Arrúa estudiar no le resultó difícil ya que al contar con varias horas de vuelo como piloto privado, le abrió caminos sumado a que un profesor lo llevó a trabajar a un taller denominado “Al Aire” ubicado en la ciudad de San Fernando.

Finalmente el 03 de diciembre de 1970 obtiene el título de mecánico y es llevado por el director del Instituto Nacional de Aviación Civil, a trabajar en la Fuerza Aérea Argentina, en la VII Brigada Aérea. Primero prestó servició en Jose C. Paz, pero con la llegada de los aviones Mirage, fue trasladado a Morón, donde trabajó sin descuidar el taller de San Fernando. Entonces Arrúa por la mañana estaba en Morón y por la tarde en San Fernando, dejando demostrado además de su disposición al trabajo, la pasión que despertaba en él, la aviación.

Su carrera tuvo continuidad en distintos puntos del país. Chaco, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, son algunos de los destinos donde Arrúa prestó servicios por cortos periodos de tiempo, mientras la Fuerza Aérea, colaboraba con los aero clubes del país enviando mecánicos.

En esos viajes, fue cuando decidió pedir el traslado a su lugar de origen, a su Nogoyá natal, al que logró regresar en el año 1974, siendo registrado como profesional mecánico de aeronaves, Categoría A.

Así transcurrieron veinte años, en el Aero Club Nogoyá, hasta que fue pasado a disponibilidad en el año 1993, pero eso no fue motivo de aterrizaje para Don Arrúa, ya que fue contratado nuevamente como mecánico en el taller aeronáutico de Feliz Sánchez, ubicado en la localidad de Basavilbaso, hasta el año 1999.

A pesar de estar jubilado, fue convocado para trabajar en la base aérea de Paraná, en servicio para la firma Pur-Sang, donde enteló aviones durante cuatro años. Luego regresó a Nogoyá y las ofertas laborales no tuvieron descanso, pero Arrúa sí. Por eso decidió quedarse en su casa y alejarse de su gran pasión, la aeronáutica. Ramón falleció el 20 de julio de 2021, casualmente o por mandato divino, se celebraba el Día del Amigo.

A pocos meses de su vuelo eterno, sus amigos del aire y su familia le rindieron homenaje colocando una placa en la pista del Aero Club Nogoyá, aquella que cuenta en su haber con el incansable trabajo de Don Arrúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here