A contramano con las voces del campo que al unísono rechazaron la intervención de Vicentín, el extitular de la Federación Agraria Argentina (FAA) Eduardo Buzzi apoyó la decisión del gobierno de Alberto Fernández y la calificó de «oportuna» y «pragmática» . Sin embargo, advirtió sobre la expropiación que terminará resolviendo el Congreso de la Nación: «Que no quede en un negocio de cuatro vivos».

«La intervención es buena y oportuna, porque una empresa que está endeudada de esa manera iba a terminar carancheada y extranjerizada» , planteó Buzzi en radio La Red sobre la medida que anunció ayer el presidente Alberto Fernández .

A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el jefe de Estado intervino la cerealera y precisó que la totalidad de los activos financieros de Vicentín integrarán un fondo fiduciario a cargo de YPF Agro, y que también enviará al Congreso un proyecto de ley de expropiación para afrontar el proceso concursal.

Al riesgo de que la empresa sea adquirida por «capitales chinos», el dirigente agropecuario sumó argumentos para justificar la intervención. «Todos los productores están estafados y hay miles de laburantes que están por perder sus fuentes de trabajo» , sintetizó y sostuvo que se trata de una medida «pragmática» en la que «el Estado rescata una empresa estratégica ante una quiebra».

A su vez, exigió que en caso de que los diputados y senadores voten a favor de la expropiación definitiva de la cerealera, el proyecto incluya al «movimiento cooperativo de garante» para que no se convierta en un negociado. «Ojo con el gatopardismo: rescatan, se hacen cargo de miles millones de pesos y cuatro vivos se hacen un negocio» , sostuvo Buzzi.

Oposición de las entidades rurales

Asimismo, el empresario rural reconoció que el anuncio trae debate dentro de las entidades rurales y que «es previsible» que rechacen la intervención. Desde la asunción de Alberto Fernández, no es la primera vez que el dirigente de la Federación Agraria se muestra cercano al oficialismo. En una de sus apariciones fue muy crítico con el paro agropecuario que llevó adelante la Mesa de Enlace el último marzo contra el aumento de las retenciones a la soja.

Tal como expresó Buzzi, la posición mayoritaria de las entidades rurales fue de oposición a la medida. «No nos gusta que el Estado intervenga en las empresas privadas del país. A lo largo de la historia, se ha visto que el Estado no es un buen administrador de las empresas privadas. Y ha quedado demostrado que no ha sido eficiente. Todo lo contrario, ha sido un sector de corrupción», aseveró Jorge Chemes , presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here