Semanas después de protagonizar el conflicto por la usurpación del campo de la familia Etchevehere en Entre Ríos, el dirigente social Juan Grabois rompió el silencio con una dura crítica al gobierno de Alberto Fernández.

El referente del frente Patria Grande, aliado crítico de la Casa Rosada, cuestionó la gestión de la crisis y las políticas de contención social que impulsó la administración de Fernández con la llegada de la pandemia. «Se podría haber evitado el aumento de la pobreza», afirmó Grabois, en diálogo con el canal NET TV.

Según la última encuesta del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza afecta al 44,2% de la población y al 64,1% de los chicos. Los datos corresponden al período que va de julio a octubre de este año.

El dirigente de la CTEP dijo que esas cifras «le tienen que dar vergüenza a cualquier argentino y funcionario público». «Si no se puede hacer nada para evitarlo, hay que cerrar la Casa Rosada. El Gobierno no tiene ningún sentido si no puede evitar que la mitad del pueblo esté en situación de pobreza y un diez por ciento en situación de indigencia. Son cuatro millones de argentinos que no tienen para comer», remarcó el dirigente social.

Para Grabois, la Casa Rosada podría haber evitado la suba de la pobreza en el país. Y advirtió que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) «fue insuficiente». «Se hizo algo, pero muchísimo menos de lo que se podría haber hecho. El ATP -Asistencia al Trabajo y la Producción- fue bueno y el IFE, no», señaló.

También cuestionó que el Ejecutivo haya sacado el IFE «a las apuradas sin un plan alternativo». «Hay una incoherencia y una dispersión en las políticas de ingreso y de empleabilidad que es llamativa», sostuvo.

De esta forma, Grabois se sumó a los gremialistas y referentes sociales aliados del Gobierno que salieron a rechazar los recortes de programas sociales y ayuda a los sectores productivos y el cambio de la fórmula para actualizar los haberes jubilatorios.

Luego, el dirigente social hizo un balance del primer año de gestión de Fernández. «Entre la ilusión y el desencanto. Hubo momentos buenos, como cuando empezaron las medidas sociales y sanitarias», repasó.

Según la visión del dirigente social, «los resultados no acompañaron, pero la intención fue buena». «Después empecé a ver problemas de gestión», aseguró.

Grabois remarcó que «los resultados socioeconómicos» de la gestión del Frente de Todos «son malos». «Yo lo vuelvo a elegir a Alberto y sigo teniendo esperanza en que el año que viene vamos a estar mejor», dijo.

El líder del frente Patria Grande advirtió que en la dirigencia política «no hay conciencia de la gravedad de la situación» económica del país. «Si no hay una redistribución progresiva de la riqueza va a ser muy difícil mantener la estabilidad social, económica y política», afirmó.

Deterioro

El jueves pasado, el Observatorio Social de la UCA informó que el 34,9% de los hogares y el 44,2% de las personas se encuentran por debajo de la línea de la pobreza al cierre del tercer trimestre del año, por encima del 32,1% y 40,8% registrado en igual período de 2019.

Según el estudio, los números hubiesen sido mayores si el Estado no implementaba medidas de ayudas para enfrentar la situación, en el marco de la pandemia.

Poco después de la difusión de los datos de pobreza de la UCA, Fernández dijo en la Unión Industrial Argentina: «No se sale con planes; se sale con empresarios que inviertan y generen trabajo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here