Dura crítica al sistema que rige la enseñanza y el aprendizaje en nuestro país

0

Victoria.- Con el título: ‘Queremos aprender’, organizada por el Concejo Deliberante se realizó la disertación virtual—abierta al público mediante la plataforma Zoom— de la investigadora del CONICET y Doctora en Letras Ana María Borzone quien tiene una postura crítica al método de enseñanza de lectoescritura actual a la par que presentó un programa integral orientado a la alfabetización temprana, que hace unos años viene elaborando un equipo de profesionales vinculados al organismo, desde Buenos Aires e involucrando a docentes de escuelas primarias y jardines de infantes.

Nuestro colega Agustín Rebossio tuvo oportunidad de mantener una comunicación telefónica de la cual extractamos los conceptos más salientes, donde la doctora en letras advirtió: “Tenemos un bajísimo desempeño en la Argentina; y un problema muy grave respecto a la enseñanza y el aprendizaje de la lectura y la escritura; y desde nuestro equipo que precisamente se denomina Queremos aprender hemos elaborado materiales para los chicos y los docentes”.

Borzone precisó que ya desde la década del ’80 viene procurando intervenciones en jardines y en primeros grados, “porque aquellas primeras investigaciones mostraban que todos los chicos pueden aprender a leer y escribir en primer grado, y aun antes. Pero nuestra escuela no está logrando eso sino que muchos alumnos llegan a secundaria con grandes dificultades. Si no tienen autonomía en la lectoescritura, no pueden aprender contenidos; han atravesado toda la primaria con promoción automática sin haber aprendido ni dominar una herramienta básica como es la lectura, comprensión de textos y la escritura”.

Esta falencia a la que hace mención la investigadora remarca que afecta sin dudas el mundo laboral y las oportunidades de otros chicos, que por ejemplo aprender en escuelas de enseñanza privada, bajo otros parámetros y exigencias.  “Por eso felicito a los padres, docentes y demás actores de la sociedad que se están movilizando para exigir que cambie la enseñanza para volver a tener una escuela pública de calidad, porque de otro modo, los chicos seguirán fracasando y abandonando el sistema escolar”.

Al consultarle cómo se llegó a esta situación Borzone fue contundente al afirmar que “a través de un discurso pseudoprogresista, se impuso una metodología de enseñanza que ya se sabía, desde hacía muchos años, generaba retrasos en el aprendizaje. Los cultures de este movimiento se incorporaron a los ministerios, y desde allí mantienen esa línea, excepto en la provincia de Mendoza donde se cambió radicalmente”.

La disertante hizo una salvedad para con las escuelas rurales, donde puede torcerse esa línea, “de hecho nosotros trabajamos con Misiones Rurales Argentinas cambiando esa metodología y los chicos están aprendiendo a leer y escribir en tiempo y forma, pero en la mayor parte de las provincias del país se continúa con aquella línea metodológica a la que criticamos abiertamente los investigadores argentinos, como profesionales del Estado que tienden a mejorar la sociedad con datos fehacientes, pero desde el sistema escolar se rechazan esos aportes”.

Borzone manifestó que tiene consultas de docentes de secundaria que la consultan para encontrar la forma de enseñar a leer y escribir a sus alumnos. “Hay un problema de fondo serio, pero no hay respuesta, no hay decisión política de atenderlo”.

Añadió que un grupo de docentes, a través del MENACE (Mesa Nacional Por la calidad Educativa) se están movilizando “porque reciben chicos que no leen ni escriben y el desafío es cómo les enseñan contenidos”.

La propuesta tiene como eje que todos los chicos aprendan a leer y escribir en primer grado, “es el objetivo que tiene todo país, excepto Argentina que considera que pueden aprender en algún momento. No es así; nuestra escuela de calidad enseñaba a todos los chicos a leer y escribir en primer grado. Nosotros comenzamos desde jardín a trabajar mucho en la oralidad, enseñándoles a relatar, describir, hablar. Todos vamos a aprender a hablar, pero eso no significa tener un vocabulario amplio, que nos permita expresar con claridad y relatar algo que nos pasó de manera tal que el otro nos comprenda. Esto lo tenemos evaluado y hay evidencia de serias dificultades”.

Borzone habla de trabajar cuentos, textos expositivos que les resulten interesantes a los chicos, poner el acento en el movimiento de la mano, trazado de las letras, y toda una serie de cuestiones básicas que hoy se ven amenazadas por un mundo digital y predictivo donde parecen obsoletas cuando menos. Por último, la doctora insiste en que la diferencia entre educación pública y privada acrecienta una brecha que alcanza la comprensión misma, y condiciona las posibilidades de futuro para quienes se encuentren de un lado u otro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here