El camarista Andrés Marfil anuló parcialmente el jueves 28 de marzo, el decreto N° 4.407 del gobernador Bordet sobre las fumigaciones, en el que estipulaba distancias más laxas en relación al estándar normativo resuelto por el juez Oscar Daniel Benedetto en octubre, ratificado luego por un fallo de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

El Foro Ecologista y la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), mediante un recurso de amparo, pretendieron combatir las consecuencias negativas de las fumigaciones descontroladas.

En este sentido, el 1º de octubre, el camarista civil Oscar Daniel Benedetto dictó un fallo que prohibió “la fumigación terrestre con agrotóxicos en un radio de 1.000 metros alrededor de todas las escuelas rurales de la Provincia de Entre Ríos, y la fumigación aérea con iguales pesticidas en un radio de tres 3.000 metros”.

El Ejecutivo, en ese entonces, apeló el fallo del camarista Benedetto ante la Sala Penal y de Procedimientos Constitucionales del Superior Tribunal de Justicia (STJ), alegando que la resolución no tenía en cuenta el perjuicio para la productividad que iba a tener en las zonas no fumigadas. Finalmente, a fines de octubre, la Sala Penal confirmó el fallo de primera instancia.

El decreto N° 4.407 fue dictado el 14 de diciembre de 2018 y publicado en el boletín oficial el 2 de enero. En él se establecían límites ostensiblemente menores a los fijados por la Justicia: 100 metros para las fumigaciones terrestres; y para las fumigaciones aéreas, 500 metros.

El Foro Ecologista y Agmer acudieron nuevamente al Poder Judicial a pedir la nulidad de ese decreto. El camarista Andrés Marfil admitió la demanda presentada por estas organizaciones y dictó la nulidad parcial del decreto, por ser “inconstitucional por violación de la cosa juzgada al no ajustarse al estándar normativo del fallo dictado”, en octubre del año pasado por el juez Oscar Daniel Benedetto.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here