Dra. María Laura Spinaci – Especialista en Diabetes

En nuestro país uno de cada 10 habitantes tiene diabetes, es una enfermedad que tiene una incidencia importante en la sociedad y afecta  también a los niños. La Dra. María Laura Spinci  (*) explicó que es una patología crónica que compromete no solamente el metabolismo de los hidratos de carbono (harinas/azúcar), sino también de las proteínas y de los lípidos (grasas). Es un trastorno metabólico que se caracteriza por presentar una hiperglucemia (aumento excesivo de glucosa en sangre), una persona adulta en ayunas debe tener menos de 100 mg/dl. Si supera esta cantidad y las mediciones se ubican entre 101 y 126 mg/dl tiene un trastorno denominado “glucemia alterada en el ayuno”, es una alerta de todas maneras,  no se considera que tiene un cuadro de diabetes mellitus.

Si supera  la cantidad anterior es sometida a una serie de análisis para comprobar si tiene una diabetes tipo 1 o 2,  en los dos casos se incrementan los niveles de azúcar en sangre.

El órgano que secreta insulina es el páncreas, responsable de regular el tenor de glucosa en  el organismo

Síntomas

En un primer momento el diabético  puede no presentar síntomas y  llega al consultorio manifestado que ha perdido peso pero no tiene motivos para ello, porque no está haciendo dieta calórica o ejercicios. Se suma a esto un aumento en la cantidad de orina diaria, además dice que  tiene demasiada sed y que aumentó el  apetito, esto representa para el médico,  la primer alerta.

La diabetes se caracteriza por producir afecciones  crónicas,  genera alteraciones vasculares, problemas renales, también afecta la retina  y  a miembros inferiores, un síntoma característico  se denomina “pie diabético”. En este último caso disminuye la sensibilidad y al paciente puede padecer algún tipo de traumatismo que la persona no lo percibe por este motivo y generalmente puede terminar en  una úlcera.

Menores

Hace un tiempo era común que los chicos tengan diabetes tipo 1 que se produce cuando el páncreas deja de secretar insulina (responsable de regular niveles de glucosa en sangre), en estos casos se tiene que suministrar este producto.

Una característica de personas mayores y últimamente  también en niños se presenta con sobrepeso (obesidad)  y el sedentarismo, a consecuencia de esto ha aumentado la cantidad de pacientes con diabetes tipo 2, se trata de los individuos cuyo páncreas secreta insulina pero no funciona bien y en consecuencia no cumple su efecto.

También hay una predisposición genética cuando en línea ascendente tiene padres o abuelos con esta enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento de la diabetes es interdisciplinario  y según la profesional,  tiene “cuatro patas”, el plan alimentario, actividad física, medicación y el auto-monitoreo. Este último se hace con el auxilio de un glucómetro, el paciente se debe controlar varias veces al día y llevar un registro de su rutina diaria y sus medicaciones.

En diálogo con Paralelo 32 la profesional explicó que  tomando todos los recaudos, haciendo  una dieta adecuada, ejercicios y controles una persona diabética,  puede vivir en forma similar a otro que no es enfermo. “Ese es el objetivo que nos proponemos los especialistas, abordar todos los aspectos para que no se profundicen las complicaciones y la enfermedad esté controlada”.

También influyen los fenómenos de stress que puede ocurrir por cualquier causa y alteran  el cuadro hormonal del paciente, con todo lo que ello implica.

Otra alternativa

En algunos casos se indica el uso de la  “bomba de insulina” o infusor subcutáneo de este producto. Es un dispositivo que simula el suministro de insulina que hace el páncreas en 24 horas, y cuando el paciente va a ingerir un alimento prepara el aparato para que secrete insulina en función de esta ingesta, por ejemplo.

En todos los casos, es fundamental el seguimiento permanente del paciente por parte de un especialista en diabetes, porque se actúa en función de los análisis y síntomas que tiene el paciente.

 

(*) La profesional es especialista en Medicina General y Familiar y Magíster en Diabetes (Miembro de la Sociedad Argentina de Diabetes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here