Luis Jacobi (Director periodístico)

A 48 años de entonces, ¿desde qué lugar le estamos hablando a nuestra historia fundacional? En 1972 hemos fundado un periódico (con un amigo que luego no continuó), existiendo entonces tan solo tres soportes para la información: papel y ondas electromagnéticas (radios AM en ciudades importantes y una precaria TV única). Es obvio que tampoco existía la interacción entre el emisor y el receptor, que en el caso de la gráfica se llama el editor y el lector.

En la actualidad, todo ser humano con acceso a tecnología interactúa con el mundo y con quien lo desea y puede hacerlo todo el tiempo, no tan solo a una determinada hora y de punto a punto como lo hacían y siguen haciendo los radioaficionados. La comunicación está en el propio aire que respiramos e invade nuestras horas.

En el año 2000 fundamos el primer sitio web informativo de Crespo y región. Han pasado dos décadas y en la actualidad el trabajo diario de nuestra redacción se multiplica por varios canales y diversifica sus estilos y formatos adaptados a cada uno. Interviene Instagram, Facebook, Twitter, YouTube, Spotify con nuestros Podcast, y nuestro periódico en papel sigue muy vigente pero también se puede hojear y leer desde cualquier parte del mundo a través de nuestro sitio web. Aún así, varios miles de personas siguen prefiriendo el papel para hojearlo y “comulgar” con él, o discrepar en un marco de respeto mutuo. Aquí vale aclarar también que el contenido de Paralelo 32 en papel no es el mismo que en el sitio web y las redes sociales, salvo excepciones, y que leer la copia del periódico en la web requiere de una suscripción.

Esto que es posible hoy, de llegar al mundo entero allí donde se encuentren personas de habla hispana interesadas en lo que podamos decir, ya fue nuestra vocación en la década del 70 del siglo pasado, aunque ceñida a los recursos de la época, por supuesto. Eso se demuestra en aquel afán por crear corresponsalías activas permanentes, y puntos de venta, en muchas localidades a cien o más kilómetros a la redonda. No tenían medios de comunicación y lo tuvieron con Paralelo 32, donde no era necesario solicitar por favor la publicación de una noticia u opinión, porque asumimos nosotros la obligación de publicar novedades cada semana y dar a conocer a toda la comarca y quienes desearan saber cómo se vive, se piensa, se siente, se trabaja, se educa, se sufre y se ama en esos pueblos.

Hemos sido pioneros en esto de darles voz a los pueblos que no las tenían, y pioneros en muchas cosas más. Creemos –y que no se entienda como falta de humildad sino como una referencia objetiva– que por esmerarnos en la calidad del producto y cuidar la ética, hemos mantenido alta la vara del periodismo en esta gran comarca, quizás la más productiva de Entre Ríos.

Una vez al año, en cada aniversario, nos toca ser autorreferentes. Mirarnos reflexivamente a nosotros mismos y pensar en voz alta. Nos es propaganda ni autobombo, del cual nos avergonzaríamos, sino ayudarle a nuestra propia memoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here