Desde el Gobierno de Entre Ríos contestaron en duros términos a la demanda que hizo un grupo de acreedores

0

Desde el Gobierno de Entre Ríos, se contestó en duros términos la demanda que le hizo un grupo de acreedores en la justicia norteamericana.

«Esto confirma que la intención de dichos inversores fue siempre de litigar si la provincia no se rendía a sus amenazas y requerimientos inflexibles en un brevísimo lapso de tiempo», sostuvo en un comunicado el distrito gobernado por Gustavo Bordet.

Según la demanda, la provincia debe pagar U$S12 millones más intereses por incumplir el pasado 8 de agosto el pago de U$S21,87 millones por un cupón de interés de deuda. Dado que el bono fue emitido bajo legislación estadounidense, la provincia deberá comparecer ante la corte del Distrito Sur de Nueva York.

«La provincia lamenta que los inversores hayan designado a una firma de abogados de Nueva York como su interlocutor en lugar de un asesor financiero como es práctica de mercado, lo que hubiera facilitado el análisis de las cuentas públicas provinciales entre especialistas en economía y finanzas y no en litigios», continúa.

«También lamenta que en cada ocasión que han tenido oportunidad desde el comienzo de este diálogo, han optado por amenazar a la provincia y sus funcionarios con el inicio de acciones legales si no se aceptan sus inflexibles imposiciones. Ello pese a que la Provincia ha evidenciado su buena fe en las negociaciones desde el comienzo del proceso, incluso mejorando sus propuestas en tres oportunidades, sin tener un correlato similar de parte de sus acreedores».

El documento aclara que Entre Ríos «no tiene ingresos en moneda extrajera» y que «su relación entre recursos expresados en dólares y deuda en dicha moneda sufrió una distorsión que impidió el cumplimiento de las obligaciones asumidas en las condiciones pautadas al momento de la emisión».

«La variación del tipo de cambio fue del 191% desde la fecha de emisión del Bono ER 25 en 2017 al 2019, mientras que la variación de los recursos de solo el 92%, con una caída acumulada de ingresos expresados en dólares del 36%. A ello se suma que en 2019 con la reforma tributaria nacional se disminuyó significativamente la coparticipación a las provincias», argumenta el comunicado.

El bono había sido emitido en 2017 por la provincia con un capital de U$S500 millones de dólares a ser pagado en tres amortizaciones en 2023, 2024 y 2025. El grupo demandante consiste de los tenedores del 54% del total de la deuda emitida. Quien impulsa la demanda es Dennis Hranitzky, un abogado conocido en la Argentina por la confiscación de la Fragata Libertad en Ghana y por representar a tenedores del grupo Ad Hoc, titulares de bonos de canje de 2005 y 2010.

Diputados oficialistas respaldaron a Bordet

El bloque del Frente Creer respaldó las acciones que ha venido realizando el gobernador Gustavo Bordet y su equipo económico “a fin de dar razonabilidad y sustentabilidad al endeudamiento provincial, en especial en lo atinente a la refinanciación de la deuda emitida en dólares durante 2017, empréstito tomado a instancias de la administración de Mauricio Macri como única manera de acceder a fondos frescos para atender las necesidades provinciales” expresó la bancada oficialista a través de un comunicado.

“Este crédito por 500 millones de dólares fue tratado y votado en la Legislatura provincial con la anuencia de las fuerzas opositoras que hoy, con rasgos de necedad y oportunismo, critican al Gobernador Bordet sin tener el más mínimo empacho en levantar la voz y señalar con el dedo, siendo que fueron las políticas que desplegó el gobierno de Cambiemos, hoy Juntos por el Cambio, las que terminaron en la peor crisis económica de los últimos 20 años, con la mitad de la población bajo la línea de la pobreza y millones de argentinos en la miseria más absoluta”, indicaron los legisladores oficialistas.

“El financiamiento en dólares en el mercado internacional fue tomado por Entre Ríos atendiendo los lineamientos macroeconómicos presentados por el presidente Macri y su equipo económico. La voracidad de la especulación que desataron motivó el quiebre de la confianza de los mercados internacionales en la administración de Cambiemos y cerró de un día para otro el acceso a fondos frescos, provocando una estampida del tipo de cambio que saltó de 17 a 60 pesos en pocos meses, dejando como un mal chiste la proyección del entonces ministro de Economía, Alfonso de Prat Gay, que estimaba para 2019 un dólar a 22 pesos”, consignaron.

“La administración ordenada de los recursos públicos que ha sostenido el Gobernador Bordet permitió a Entre Ríos cumplir con sus compromisos externos e internos mientras se registraron condiciones económicas y financieras manejables. Pero a comienzos del año pasado se desató una crisis de escala global que arrasó todo: la pandemia por el Covid – 19 paralizó el mundo con drásticas consecuencias en lo humano y lo social que obligaron a los gobiernos a priorizar lo urgente para mantener la salud y la alimentación de la población”, sentenciaron.

“Fue en ese contexto que el Gobernador decidió, con el acompañamiento de las autoridades nacionales que cerraron un nuevo proceso exitoso de renegociación de la deuda externa dejada por gobiernos anteriores, mejorar las condiciones del endeudamiento provincial postergando el pago del segundo cupón de intereses de 2020, que vencía en agosto, e iniciar con los acreedores un proceso de negociación de buena fe que fue cumpliendo etapas hasta que este lunes 4 de enero los tenedores de bonos decidieron aumentar la presión, llevando el caso ante los Tribunales de la ciudad de Nueva York”, indicaron.

“Con responsabilidad pero sin temores, el Gobierno entrerriano afrontará esta nueva etapa consciente de que el objetivo de los bonistas es cobrar y el de la administración provincial poder cumplir con sus obligaciones sin afectar la calidad de vida de la población. El punto de acuerdo llegará, más tarde o más temprano, y encontrará al Gobernador Gustavo Bordet y a su equipo económico firme en las convicciones de defender los intereses supremos de la entrerrianía” sostuvieron.

“No es tiempo de vocinglería ni de estridencias, sino de actuar con criterio y seriedad. Sería prudente que quienes han pasado los últimos meses prestando más atención a los medios de comunicación que a las necesidades de su gente y quienes critican como entrerrianos pero tienen su fortuna fugada hacia otros países actúen con mesura porque el daño que pueden hacer no afectará a la figura de Bordet ni tendrá mayor impacto en el plano electoral, sino que resentirá la institucionalidad de la Provincia y la defensa de sus derechos”, concluyeron.

Senadores peronistas respaldaron a Bordet

El bloque de senadores del Frente Justicialista Creer Entre Ríos salió a respaldar las acciones del gobernador Gustavo Bordet frente a la reciente amenaza de un grupo de acreedores de demandar a la Provincia en los tribunales de Nueva York, a raíz de la situación del Bono ER 25 que fuera emitido en 2017.

“Esa herramienta de financiamiento se emitió por un capital de 500 millones de dólares a pagar en tres amortizaciones (2023, 2024 y 2025) y una tasa de interés pagadera semestralmente de 8.75%. Pero queda claro que las condiciones económicas del país en 2017 cambiaron rotundamente a partir de la gran devaluación en 2018, que fue seguida de una aguda recesión, lo que llevó al Gobierno del entonces presidente Mauricio Macri a gestionar el crédito más grande que ha dado el Fondo Monetario Internacional en toda su historia, y terminó desencadenando una crisis de tal magnitud que no es necesario describir demasiado porque los argentinos la conocen por haberla padecido”, sostuvieron en un comunicado.

“Para tener una idea del impacto que la situación tuvo en las finanzas provinciales, se puede señalar que la variación del tipo de cambio fue del 191% desde la fecha de emisión del Bono en 2017 hasta el 2019, mientras los recursos crecieron solo el 92%, y los ingresos en dólares cayeron 36%”, señalaron luego.

“Ante este panorama el gobierno entrerriano actuó responsablemente. Y en el marco de una pandemia global sin precedentes, cuando en agosto de 2020 no pudo afrontar el pago de los intereses, inició el proceso de reestructuración de la deuda”, destacaron.

“El Gobierno provincial priorizó el cuidado de la salud en el marco de la pandemia del Covid-19, priorizó la contención social en un contexto de caída de la actividad económica, e impulsó la obra pública y el sostenimiento de fuentes de trabajo. En este contexto, donde esas acciones resultaban imprescindibles, hizo además una propuesta de pago acorde a sus posibilidades preservando el equilibrio financiero logrado”, señalaron los senadores oficialistas.

“El gobierno entrerriano hizo lo que tenía que hacer, con seriedad y respetando las prioridades que la pandemia impuso. Por eso nos llama la atención que un grupo de bonistas anuncie que hará una demanda en los tribunales de Nueva York en vez de buscar la forma de alcanzar un acuerdo, al que la Provincia siempre estuvo dispuesta. Pero más nos llama que algunos dirigentes locales de la oposición utilicen esa circunstancia con el solo objetivo de criticar al gobierno provincial, sin considerar que fue un gobierno nacional de su signo partidario el que nos llevó a esta debacle”, cuestionaron.

“Ratificamos nuestra confianza en la postura adoptada por el gobernador Bordet de asumir la responsabilidad de la deuda y su renegociación, pero siempre teniendo como norte seguir trabajando para paliar la crisis y asistir a todos los entrerrianos”, concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here