Un programador desarrolló una aplicación que permite desnudar a una mujer a partir de su fotografía en cuestión de segundos. Se trata de DeepNude, capaz de eliminar la vestimenta de la imagen original y añadirle las partes íntimas con una calidad que la asemeja a la realidad, según publica el portal Vice.

La aplicación, que solamente funciona con mujeres, despertó críticas debido a los daños que esas falsas imágenes pueden provocar. “Es absolutamente aterrador”, afirmó Katelyn Bowden, fundadora y directora ejecutiva de la organización contra la pornovenganza Badass, quien agregó que “cualquiera puede ser víctima”. “Esta tecnología no debería estar disponible para el público”, defendió.

En el mismo sentido, la profesora de derecho en la Universidad de Maryland (EE.UU.) Danielle Citron, definió a DeepNude como una “invasión a la privacidad sexual” aunque las fotos no sean reales: “Otros piensan que te están viendo desnuda”.

Pese a los cuestionamientos, especialistas destacaron las dificultades legales para evitar el funcionamiento de este tipo de aplicaciones, porque “no es la desnudez de la víctima”. Así lo indicó la abogada especialista en pornovenganza Carrie Goldberg, quien aseguró que es “responsabilidad del público” evitar este tipo de programas, así como no compartir enlaces ni darles ‘me gusta’, ya que “así es como estos sitios ganan dinero”. Por el contrario, pidió un uso “ético y a conciencia” de Internet.

El descargo de su creador

DeepNude funciona gracias a la inteligencia artificial y fue desarrollada por un programador identificado únicamente como Alberto. Según contó, su trabajo se inspiró en las revistas de historietas de las décadas de 1960 y 1970, que anunciaban gafas de rayos X que podían utilizarse para ver a través de la vestimenta.

Respecto del potencial daño que podría generar su creación, deslindó responsabilidades. “Creo que lo que puedes hacer con DeepNude lo puedes realizar muy bien con Photoshop”, dijo y añadió: “Me dije a mí mismo: la tecnología está lista (al alcance de todos). Entonces, si alguien tiene malas intenciones, tener DeepNude no cambia mucho. Si no lo hago, alguien más lo hará en un año”.

“No soy un voyeur, soy un entusiasta de la tecnología”, aseguró.

Las fotos que genera esta página de descarga gratuita para Windows y Linux, incluyen una marca de agua que puede ser removida con la versión que demanda un pago de 50 dólares. En este caso, en uno de los extremos de la imagen creada figura la palabra ‘Fake’ (‘Falso’).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here