El intendente electo de Paraná Adán Bahl encabezó este martes una conferencia de prensa desde el salón de la Vicegobernación de la provincia para informar que se presentó ante el Ministerio Público Fiscal una denuncia penal contra la gestión del intendente actual Sergio Varisco.

Los delitos denunciados son por fraude en perjuicio a la administración pública, malversación de fondos públicos e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos.

“Sinceramente lo hicimos como última instancia porque han sido infructuosas las reuniones que hicimos este tiempo, sin tener ningún tipo de respuesta”, dijo el actual vicegobernador y dio cuenta además de que también no tuvieron eco las “advertencias” realizadas por organismos de control internos del Municipio como la Dirección de Presupuesto y Contaduría General, y externo como el Tribunal de Cuentas.

El objetivo de la denuncia es que “la justicia le ponga coto a esto que no hemos podido lograr nosotros desde la política ni los organismos de control. Buscamos que la administración actual no siga incurriendo en nuevos actos administrativos que compliquen aun más la delicada situación que tiene actualmente la Municipalidad de Paraná”, dijo.

Y en concreto, detalló que la deuda del municipio al 30 de septiembre es de “1340 millones de pesos”; a la vez indicó que “todos los informes advierten de una insuficiencia presupuestaria de 850 millones de pesos para pagar sueldos, concretamente, no hay partidas para pagar sueldos de noviembre, diciembre y aguinaldo”.

Bahl que estuvo acompañado a su derecha de Santiago Halle y a su izquierda de la viceintendenta electa Andrea Zoff, seguida por Eduardo Macri y Eliana Ramos, reiteró a continuación: “Queremos concretamente que el Intendente y su equipo reflexionen y no sigan incurriendo en este tipo de acciones que comprometen aún más la situación de la Municipalidad”.

Tras dejar en claro que ésta no es una denuncia contra Sergio Varisco y que la presentación “no tiene nada que ver con una cuestión política, sino jurídica y técnica”, el jefe comunal electo dijo que habiendo sido notificados sobre el estado en que se encuentran las finanzas públicas municipales, tenía “la obligación” de buscar una salida concurriendo a la Justicia ya que hasta ahora han recibido “respuestas evasivas” del estilo “‘todo está bien'” por parte de los funcionarios consultados e incluso del propio intendente Varisco.

“No estamos pidiendo una investigación para atrás, sino que se le ponga coto a esta situación”, dejó asentado en otro tramo de su alocución.

Más adelante Bahl, que fue el único que tomó la palabra durante la conferencia, quiso transmitir un mensaje a la ciudadanía paranaense de “tranquilidad” y aseguró que con su equipo “va a resolver la situación pero es preciso denunciarlo”, ratificó.

Superarlo “va a ser muy difícil”,admitió y aseveró que están “intentando que no se continúe agravando aun más este estado. Tenemos un equipo preparado y le vamos a buscar una solución técnica pero no es algo simple, sencillo ni fácil”, argumentó.

“A esto lo venimos viendo desde abril de este año porque hasta el 31 de diciembre del año pasado la situación no era complicada. Todo esto se generó por decisiones políticas en el marco de la campaña que les arrojó un resultado adverso, pero las consecuencias están ¿Por qué la sociedad de Paraná tiene que soportar las decisiones erradas de la política?, se preguntó finalmente.

Primera medida del futuro Gobierno

En el marco de la denuncia hecha pública este martes contra la administración de Sergio Varisco, Bahl anticipó que “una de las primeras ordenanzas que enviará al HCD” será para “autoexcluirnos de cualquier tipo de decisión como las tomadas en el último año”; es decir, “no habrá pases a planta permanente, recategorizaciones, y todo lo que se usó en campaña para intentar ganar una elección comprometiendo a la ciudad y el futuro de los paranaenses”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here